fbnoscript
26 de marzo de 2020

Choferes imponen medidas de higiene y prevención en los colectivos

Asambleas de trabajadores en las líneas 60 y 540-553 frente al incumplimiento patronal de los protocolos.

Choferes de distintas líneas de colectivos han organizado asambleas para dar respuesta frente a la irresponsabilidad de las patronales, que ponen en juego la salud de los trabajadores y sus familias al violar protocolos elementales de higiene, e incluso obligando a quebrar la cuarentena en el cuadro de la pandemia.

Choferes de las líneas 60 (terminal Barracas) y de la 540-553 han realizado asambleas el miércoles 25 para elaborar un pliego de reivindicaciones y tomar medidas para limitar el riesgo de contagio. 

Los trabajadores de la Línea 60 reclaman desde el viernes que los pasajeros ingresen por la puerta de atrás sin tener que abonar el boleto. Luego de ser desoídos por funcionarios del gobierno han tomado por sí mismos la tarea de cerrar con nylon la cabina del conductor y de habilitar solo la puerta del medio para el ingreso de los pasajeros. Además, algunos choferes se sumaron voluntariamente a la desinfección de los coches en sus días de franco, mostrando tanto la solidaridad entre los compañeros trabajadores como la desidia de que la patronal que no garantiza la limpieza adecuada. A pesar de esto, la empresa amenazó con sancionar, arbitrariamente, a los choferes que adoptaron estas medidas. A raíz de esto es que realizaron su asamblea el miércoles al mediodía.   

Por su parte, los choferes de las Líneas 540-553, con terminal en Puente La Noria, también resolvieron la inhabilitación de la puerta delantera, buscando aislar a los choferes para disminuir el contacto con los pasajeros. Estas resoluciones, tomadas por los propios choferes, reflejan que el gobierno ha dejado a su propia suerte a un sector de trabajadores que está entre los más expuestos al contagio del coronavirus.
Las asambleas también contrastan con el total abandono de los choferes por parte de la UTA. La burocracia del sindicato buscó disimular su inacción presentando una carta documento que reclama medidas que los choferes ya impusieron por su propia cuenta, a fuerza de organización y denuncias públicas. 

Es urgente que se repliquen estas medidas de prevención en todas las líneas, a partir de la realización de asambleas que deliberen y resuelvan cómo concretar sus exigencias. La organización de los trabajadores vuelve a hacer frente a patronales y funcionarios que no cumplen ni hacen cumplir los protocolos de seguridad e higiene. Defendemos la libertad de los choferes de organizarse.  
 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios