fbnoscript
26 de marzo de 2020

Tercerizada de Aerolíneas plantea despidos y rebaja salarial

Se trata de GPS, empresa que realiza tareas de seguridad para Aerolíneas Argentinas, entre otras. 
Por Corresponsal
Agrupación La Pista

En un tétrico comunicado enviado a sus empleados, la empresa GPS anunció que evalúa “otorgar vacaciones al personal que no las haya tomado, limitar horarios y jornadas de trabajo, suspensiones temporarias y los lamentables y no deseados despidos”.

Esta empresa que factura millones de dólares al año y que provee servicios (según declara en su página web) a decenas de clientes como 26TV, América TV, Itaú, Campari, Aerolíneas Argentinas, Latam, Delta Airlines, entre tantos otros, está decidida a descargar la crisis sobre la espalda de los trabajadores. 

Este aviso de ofensiva patronal por parte de GPS se suma a los 180 despidos en Gate Gourmet (proveedora de comida para los vuelos de Aerolíneas Argentina) y el anuncio de recortes del 50% de los sueldos en Latam.

Rápida de reflejos, la combativa comisión interna de GPS-Aerolíneas sacó un comunicado rechazando de plano todos los planteos de la patronal y declarando el estado de alerta y movilización.

Esta actitud contrasta con el silencio de las conducciones de los sindicatos aeronáuticos (APA, APLA, APTA, ATCPEA, UPSA) ante los despidos en Gate Gourmet y el lamentable comunicado frente a la rebaja salarial en Latam, donde plantean que “no puede existir reducción salarial de modo unilateral dispuesta por la empresa”, es decir, una invitación a la que la misma sea negociada. 

Desde La Pista planteamos que no debe ser aceptado ningún despido, ni rebaja salarial, ni adelantamiento de vacaciones. Frente a cualquier intento de las patronales de avanzar en ese sentido, planteamos que el Estado debe nacionalizar sin pago las empresas y ponerlas a funcionar bajo control de los trabajadores. En el caso de Gate Gourmet, hay que reincorporar ya todos los despedidos y que poner a la empresa a proveer viandas a hospitales y merenderos frente a la crisis social desatada por el coronavirus.

 

Compartir

Comentarios