fbnoscript
11 de mayo de 2020

Córdoba: Cámara del Comercio apoya recorte salarial para trabajadores municipales

Para un parásito no hay nada mejor que otro parásito

En un comunicado, la Cámara del Comercio Córdoba (CCC)  salió a apoyar resueltamente el recorte salarial sobre trabajadores municipales votado por la mayoría pejotista, el pasado viernes en un Concejo Deliberante militarizado. Cabe destacar que el ajuste al sector público ya venía siendo solicitado por las patronales del comercio, entre las más explotadoras de la burguesía.

El conjunto de trabajadores de comercio debe tomar nota que el comunicado de la CCC sobre el ajuste salarial contra municipales, es un respaldo para que las patronales de comercio ataquen el salario de trabajadores de comercio. En efecto, el salario viene siendo objeto de reuniones entre las patronales y la conducción del gremio.

Por eso, la Cámara de Comercio de Córdoba se regodea con el ajuste contra las y los municipales, al decir que “en reiteradas oportunidades, desde la entidad hemos manifestado la necesidad de corregir las ineficiencias en el gasto público corriente. Vemos, pues, con beneplácito la decisión de nuestras autoridades de empezar a transitar ese camino”

En el comunicado la CCC manifiesta abiertamente su apoyo a la medida de ajuste salarial del ejecutivo municipal, y va más allá. La entidad empresarial “expresa su acompañamiento a dicha decisión, puesto que era inconducente que solo el sector privado  pague las consecuencias y realice los esfuerzos por mantener la economía del país”.

Las patronales de comercio, como otras, quieren posar de victimas para mejor presentar que con la pandemia como excusa, se configuró un escenario en el cual le están recortando salario al conjunto de trabajadores, mientras las patronales reciben subsidios, y todo tipo de prerrogativas impositivas que salen de las arcas públicas.

Vale decir que hay empresas que llegaron a vender como en navidad, y que sacaron beneficios con los créditos recibidos. Sin embargo, no está en la agenda del gremio, y mucho menos de la patronal establecer una recomposición salarial que tenga en cuenta el proceso inflacionario. Las y los trabajadores de grandes cadenas de supermercados que fueron tomados como esenciales, están yendo a trabajar en plena pandemia, sin que por ello reciban ni un bono, como la policía. 

Y para peor, en los supermercados, en plena pandemia se violaron derechos adquiridos y disposiciones establecidas en decretos presidenciales. En ese sentido, se negaron licencias, se obligaba a ir a trabajar a personas enfermas, o de riesgo, entre otros vejámenes. Mientras todo esto pasaba los gobiernos dejaron pasar todos y cada uno de estos ataques.

En conclusión, el ataque al salario municipal por parte del gobierno de Martín Llaryora forma parte de una política de conjunto contra la Córdoba que vive de su trabajo. Las patronales saludan esta iniciativa porque se ven en el mismo espejo. Es necesaria la acción independiente para defender el salario y todas las reivindicaciones pendientes, como hicieron las y los municipales de Jesús María.

 

Compartir