fbnoscript
13 de mayo de 2020

Salta: el gobernador Sáenz se niega a atender nuevos comedores y merenderos

El jueves 14, conferencia de prensa de las organizaciones piqueteras independientes.
Por Corresponsal

Organizaciones piqueteras independientes de los gobiernos –Polo Obrero, MTR CUBA, MTR 12 de abril y MAR- darán este jueves 14 una conferencia de prensa en el centro de la ciudad de Salta, para reclamar al gobierno provincial de Gustavo Saénz la entrega de alimentos a los nuevos comedores y merenderos que las agrupaciones han puesto de pie ante el enorme crecimiento de la demanda en las barriadas.

El comunicado común de convocatoria señala que “para quedarse en casa, el Estado debe hacerse cargo de proteger al sector más vulnerable de la población salteña”.

El reclamo ya se había manifestado el miércoles 6 frente al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, en la reciente jornada nacional de lucha de las organizaciones piqueteras independientes. La respuesta de los funcionarios provinciales, al igual de lo que viene ocurriendo a nivel nacional, fue que no “tienen recursos”. También sostuvieron que las empresas no les quieren vender leche, mostrando a un gobierno que es incapaz de resolver la necesidad de alimentos de la población frente a la presión de los empresarios.

Desde el mes de febrero que el gobierno salteño se ha desentendido de la asistencia a los  comedores y merenderos de las organizaciones, que vienen funcionando hace ya mucho tiempo. Esto en medio de la cuarentena que, sin medidas de alivio, ha impedido a muchos trabajadores tener un ingreso; una situación agravada por el cierre de los comedores de las escuelas.

Mientras tanto en la provincia, las estadísticas muestran que por lo menos el 45% de la población está por debajo de la línea de pobreza y que sigue creciendo la precarización laboral y la desocupación, como consecuencia de una ola de despidos. Datos del Indec muestran que en el primer trimestre del año, antes de la pandemia, hubo 50.000 nuevos desempleados, llegando a 25 mil solo en la capital y zonas aledañas.

Es por esto que exigimos asistencia alimentaria para garantizar la continuidad  de los nuevos merenderos y comedores, que asisten a pulmón a los hijos de miles de trabajadores sin ingresos. También la entrega de elementos sanitarios y de higiene para poder cumplir con el protocolo del Covid-19 en la asistencia a los niños. Y la provisión de ollas, anafes y garrafas para salir de la precariedad de cocinar con leña.

Sáenz tiene de donde sacar fondos para satisfacer estos reclamos. Que le cobre un aporte extraordinario  a las grandes actividades económicas.  Los trabajadores no podemos pagar la crisis con el hambre de nuestros hijos.

Compartir