fbnoscript
14 de mayo de 2020 | #1593

Con paros y bloqueos ganaron los trabajadores de Valot

A no bajar la guardia

La reconocida empresa Valot, ubicada en el predio del parque industrial en la exBernalesa, Quilmes Oeste, dedicada a los productos de higiene personal, estuvo durante dos días bloqueada por sus trabajadores, que venían de realizar un paro total en rechazo al pago de sueldos en tres cuotas. Al iniciar la semana, los trabajadores se encontraron con que no les permitían el ingreso.

El martes a última hora, luego de una extensa audiencia con el Ministerio de Trabajo y funcionarios del municipio, se dictó una conciliación con el pago total de la deuda salarial, que arrastra varias quincenas, y retrotraer los 60 despidos “con causa” -la patronal argumentó que durante la protesta no se habían cumplido los protocolos de seguridad por Covid-19.

Desde el comienzo de la cuarentena, Valot decidió reconvertir sus líneas de producción a la elaboración y distribución de productos esenciales como alcohol en gel y repelente de mosquitos. Hace meses que los trabajadores vienen cobrando en dos cuotas. Durante abril, los trabajadores realizaron horas extras generando un gran stock. Al llegar la fecha de cobro, la empresa intimó a todo el personal a seguir funcionando con la modalidad de pago en cuotas, lo que provocó, inmediatamente, un paro total.

Esta empresa recibe exenciones impositivas con la excusa de generar trabajo. La actividad se encuentra encuadrada en empleados de comercio si bien fabrica papel tissue, rollos y toalla intercalada; sus trabajadores intentaron reiteradas veces pasarse al gremio papelero, porque es la modalidad de trabajo principal, pero la Federación del Papel nunca se la jugó por ellos, fiel a su tradición.

Las condiciones laborales son pésimas y varias veces trascendieron denuncias por graves accidentes. No se proveen los elementos de protección personal para realizar operaciones seguras y ni siquiera en estos momentos se proveía de insumos de higiene al personal.
El distrito de Quilmes se encuentra atravesado por una serie de conflicto obreros, como el de las papeleras de Ansabo y Kimberly Clark; el frigorífico Penta, donde su dueño actúa con total impunidad; y la clausura del Federal por incumplir protocolos de seguridad de Covid-19, con un trabajador fallecido.

El municipio de Mayra Mendoza simula ponerse al frente de los conflictos a puros comunicados de prensa y más promesas; sin embargo, estos se extienden por todo el distrito.

Los trabajadores de Valot lograron imponer su reclamo con paros y bloqueos a esta patronal explotadora, un método que demuestra la fuerza del colectivo obrero cuando toma sus asuntos en propias 

En esta nota:

Compartir