fbnoscript
14 de mayo de 2020

Pararon en la Umet, la universidad privada que conducía el ministro Trotta

La medida logró que se abone la totalidad de los salarios. Pero permanece el recorte del 50% impuesto a muchos tras la reducción de comisiones.

La docencia de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umet) concluyó este jueves el paro que había iniciado en días previos para reclamar por el pago parcial de sus salarios, tras lograr con la medida que fuesen abonados en su totalidad.

Se trata de la universidad privada de la cual el ministro de Educación, Nicolás Trotta, fue rector entre 2014 y 2019, y que es la joya de Víctor Santa María, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Suterh), titular del PJ de la Ciudad y CEO del Grupo Octubre (célebre por sus incumplimientos de la paritaria de prensa en Página/12).

La precarización laboral de los trabajadores de la Umet es tan larga como su historia, y los trabajadores señalan que se profundizó bajo la dirección de Trotta.

Los docentes ya habían pasado de un sistema de dedicación a un registro de horas frente a curso. La pandemia agravó la situación: la gestión unificó comisiones en una sola aula virtual, e impuso una reducción salarial del 50% con la excusa de la virtualización. En los últimos días, sin mediar aviso, decidió el pago parcial de los salarios.

La Umet se sostiene con el financiamiento de los aportes de los afiliados al Suterh. Los trabajadores señalan que el porcentaje de cuotas pagas directas, sobre las cuales podría haber una merma, es insignificante respecto a los fondos que recibe del sindicato. Sin embargo, pasada la fecha de cobro, tras la consulta de los docentes, las autoridades informaron que habían aplicado para el programa ATP del Gobierno y estaban a la espera de una respuesta de la Anses. Esto motivó la bronca de los trabajadores, que decidieron ir al paro y cesar toda actividad en el campus virtual. Esta medida conquistó rápidamente el apoyo de los estudiantes, que firmaron en forma masiva una carta de apoyo al cuerpo docente. La AGD-UBA, como sindicato del nivel educativo combativo e independiente, también expresó su solidaridad y se puso a disposición de los trabajadores.

A partir de esto las autoridades anunciaron el pago de la parte restante de los haberes, mientras presionaban a los trabajadores a levantar la medida. Pero el comunicado que emitieron linda con el ridículo, cuando alerta que la parte faltante se depositará como adelanto del mes siguiente y que los trabajadores deben aguardar el depósito por parte de la Anses –es decir, se deslindan de responsabilidades sobre sus obligaciones y responsabilizan a los trabajadores sobre la administración de los fondos que reciban. De todo esto se deriva que, aun cuando la universidad contaba con los fondos, optó por no pagar los salarios en tiempo y forma.

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) terció en el conflicto llamando a los trabajadores a levantar el paro y tomar la palabra de la rectora de que se va a abonar lo adeudado. Las autoridades no se ahorraron las presiones y se mostraron indignadas ante el lazo de solidaridad tejido entre docentes y estudiantes. Esto no es novedoso: la gestión censura sistemáticamente los intercambios con los estudiantes y ha llegado a borrar posteos de los docentes en el campus.

La Umet es un monumento al sindicalismo empresarial y la integración al Estado al cual está jugada la burocracia. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), que dirige Eduardo López, socio político de Trotta y Santa María, es socia de la Umet en numerosos negocios educativos, vinculados a capacitaciones pagas para afiliados que otorgan el puntaje oficial que es necesario para la carrera docente al momento de tomar cargos. El kiosquito no se detuvo ni siquiera durante la pandemia: la UTE, junto a la Umet, aprovecharon para lanzar capacitaciones sobre herramientas para la virtualización forzosa a la que están sometidos los docentes bajo la gestión ministerial de Nicolás Trotta. Mientras los docentes de su niña mimada no cobran los salarios, Trotta se da el lujo de dar una conferencia virtual para los afiliados de Sadop.

La docencia de la educación de gestión privada está siendo golpeada con despidos, recortes salariales, pago en cuotas y una flexibilización de sus condiciones laborales sin mediar intervención del ministro y con el beneplácito de la burocracia sindical de Sadop, que está más preocupada por propagandizar los programas del gobierno para el rescate a los empresarios de la educación que por defender a los trabajadores. Desde Tribuna Docente llamamos a la organización independiente de los trabajadores de la educación privada, en unidad con el resto de la docencia, por la defensa del salario y los puestos de trabajo.

 

Relevamiento de denuncias y conflictos en instituciones privadas

Desde Tribuna docente en privados, rechazamos todos los despidos, ceses o rebajas salariales. Nos planteamos relevar los problemas, proponemos impulsar reuniones abiertas entre docentes y auxiliares de la institución,  llevar los reclamos ante las autoridades, presentar el cuadro frente al Estado para exigir una solución y organizar a la docencia en la defensa de sus derechos.

formulario conflictos

 

 

 

 

Compartir