fbnoscript
14 de mayo de 2020

CABA: Gabriel Solano pide la renuncia del secretario de Integración Urbana de la Villa 31

Por la grave situación que están viviendo las villas de la Ciudad.

A la reunión extraordinaria de la Comisión de Vivienda de la Legislatura, realizada este miércoles 13, asistió el secretario de Integración Social y Urbana, Diego Fernández, para exponer sobre las medidas que el gobierno de la CABA está llevando adelante frente a la enorme crisis social y sanitaria que están atravesando los vecinos de la villa 31.

La exposición del secretario no dio respuestas a las principales problemáticas que los vecinos denuncian a diario. El legislador del FIT Gabriel Solano, en primera instancia, puso sobre la mesa la falta de una real asistencia del servicio de agua potable para los vecinos frente a las falsas publicidades del gobierno de Larreta, colocando en los grandes medios que el problema está solucionado. Lejos de esto, los vecinos denuncian falta de presión y de abastecimiento de agua durante varios momentos del día. La situación de los vecinos del bajo autopista es crítica: hasta el día lunes no tenían agua, conviven con los escombros de las viviendas abandonadas de los vecinos relocalizados en el proceso de urbanización, la zona se transformó en un verdadero foco contaminante.

Por otro lado, el protocolo de actuación no resguarda la salud de los habitantes del barrio: los vecinos que presentan síntomas son trasladados en camionetas de a grupos hasta los centros de salud donde son testeados. No solo este método de transporte expone a todos los trasladados a contagiarse sino que en las salas de espera donde aguardan los resultados no se cumplen con las normas básicas de aislamiento: las camas están separadas por mamparas y comparten baños por varias horas. A las familias de los casos positivos se las aísla en el mismo barrio pero no son asistidas con ningún tipo de ayuda alimentaria, económica ni sanitaria para poder cumplir con el aislamiento en condiciones dignas.

Respecto a las desinfecciones de los espacios comunes de la villa y la provisión de los elementos de higiene tampoco hay una respuesta concreta por parte del gobierno: las desinfecciones son llevadas a cabo por cooperativas del barrio que acceden a los elementos necesarios para realizarlas mediante donaciones que los propios vecinos hacen.

Nuevamente, la reunión de Comisión finalizó sin respuestas hacia estas problemáticas graves que traen como consecuencia la muerte de trabajadores en uno de los barrios más vulnerables de la Ciudad. Es en este marco que la responsabilidad directa del secretario Diego Fernández es clara y por este motivo el legislador Solano solicitó su renuncia.

La situación exige una respuesta concreta por parte del gobierno. Desde la banca del FIT fue presentado este martes un proyecto de ley para que se apruebe un protocolo de actuación frente al avance del Covid-19 en villas y asentamientos que contempla testeos masivos, acceso al agua potable, viviendas transicionales para personas infectadas, una sistemática desinfección de los espacios comunes y entrega de elementos de higiene, como así también asistencia económica y alimentaria.

Estamos frente a una grave situación de la cual el Estado es completamente responsable por el abandono de los barrios, las consecuencias de las falsas urbanizaciones y la falta de inversión en infraestructura. Está claro que si no se toman medidas concretas como las presentadas en el protocolo de actuación habrá nuevas consecuencias sobre la salud de los trabajadores de las villas y asentamiento.

 

 

 

 

En esta nota:

Compartir