fbnoscript
14 de mayo de 2020

Mendoza: flexibilizan medidas sanitarias en el transporte público

El gobierno impulsa el contagio masivo de trabajadores.

Como parte de la política de flexibilización de la cuarentena el gobierno nacional habilitó el pasaje a la fase cuatro de la cuarentena en varias provincias. En el caso de Mendoza esta medida significa un grave riesgo para los trabajadores y sectores más humildes. El gobierno provincial estableció que los colectivos puedan funcionar con todos sus asientos ocupados y 10 pasajeros más de pie. Esto constituye claramente un atentado al distanciamiento social, tornándolo imposible.

De esta forma, el trasporte público de pasajeros pasa a transformarse en una fuente de difusión del Covid-19 para trabajadores y población de menores recursos, que son quienes mayoritariamente usan el servicio.

Esta medida busca cuidar el bolsillo de las empresas de trasportes, que ya reciben millonarios subsidios al combustible, cubiertas y repuestos, entre otros, sin dejar de lado que tiene garantizada la rentabilidad por el sistema de cobro por “kilómetro recorrido”.

Las patronales vienen presionando fuerte para levantar la cuarentena y el gobierno nacional viene cediendo a este reclamo. En Mendoza, el gobernador Suarez va más lejos pues la circulación del trasporte público está concebida para garantizar el traslado solo de los trabajadores de servicios esenciales.

Si esto ya no significara un atentado contra la vida de los trabajadores y sectores más humildes, desde el Ministerio de Salud, y particularmente desde la dirección de grandes hospitales, han girado resoluciones que impiden a los trabajadores dejar sus motocicletas o bicicletas en los predios de las instituciones sanitarias, presionando a los trabajadores al uso del trasporte público. ¡Un desatino total!

No existe ninguna planificación y todo lleva a pensar que tampoco un mando único para el tratamiento de la pandemia en su fase actual. Las modificaciones que se están tomando para la cuarentena se demuestran caóticas. Como en el caso del trato que recibe el trasporte en Mendoza. Todos estos elementos son la expresión de un gobierno improvisando.

La medida para evitar el amontonamiento de trabajadores de sectores esenciales es el aumento de frecuencia, fomentar que los trabajadores usen sus bicicletas y motos y que las patronales se hagan cargo del traslado de sus trabajadores.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios