fbnoscript
15 de mayo de 2020

Salta: en medio de la pandemia, trabajadores de la salud sufren descuentos y despidos

Por Corresponsal

Trabajadores de los hospitales de Orán, Güemes y Metán han realizado asambleas y movilizaciones en esta semana producto de los descuentos que sufrieron en sus salarios por el impuesto a las ganancias.

Según denunciaron en los medios de prensa, el descuento abarca a profesionales, no profesionales y administrativos. En el caso de los médicos, el descuento se aplicó sobre el total de horas de consultorio y de guardia, llegando a quitarse hasta el 50% del salario en algunos casos, con sumas de hasta $50.000.

El tema de los descuentos por ganancias de las horas de guardia (actividad crítica) es motivo de reclamos desde hace mucho tiempo en la mayoría de los hospitales y ha llevado a los médicos a plantear la reducción de horas e incluso la renuncia masiva a las guardias.

En la sesión del miércoles de la Cámara de Diputados de la Nación, se aprobó un proyecto para eximir temporalmente del impuesto a las ganancias a los trabajadores de la salud. Un planteo extremadamente limitado, porque es sólo una medida temporal y deja en pie la confiscación de haberes de otras franjas de trabajadores. La posición del Partido Obrero y el FIT-U es eliminar todo impuesto al salario (el salario no es ganancia).

La aprobación del proyecto en Diputados hizo que se anunciara la devolución de los haberes descontados, pero hasta que eso ocurra muchos han perdido la mitad del salario, en medio de la pandemia y de una inflación creciente. Pasado el plazo de la exención, la crisis por el descuento, sobre todo de las horas de guardia, volverá a manifestarse.

Residentes sin trabajo

Por su parte, un grupo de 50 residentes, de los cuales 8 son enfermeras/os y el resto médicas/os, quedarán fuera del sistema al vencerse su contrato el próximo 31 de mayo. Estos trabajadores están haciendo el último año de la residencia, que es de devolución y que es un requisito para obtener la certificación. Dicho año, además, se cumple en algún hospital o centro de salud del interior donde las necesidades de personal son aún mayores.

A pesar de existir una resolución del gobierno nacional de extender todos los contratos de residencias, en Salta el gobierno de Gustavo Sáenz decidió no prorrogar. Es la única provincia que adhirió a la resolución nacional, pero aclarando esta excepción de no prorrogar a quienes cursan el último año, dejando afuera a 50 profesionales que son absolutamente necesarios, aun si no estuviera la pandemia, considerando el brote de dengue.

Las denuncias en los medios que hicieron los residentes, fueron de forma anónima ya que temen represalias por parte del Ministerio de Salud.

El gobierno provincial debe devolver de inmediato los descuentos por ganancias, y luego recuperar los fondos de la devolución que haga la AFIP. Que se prorroguen los contratos de los residentes. Más personal e insumos para todos los hospitales y centros de salud de la provincia. Los recursos están. Hay que crear un impuesto extraordinario a las grandes ganancias y fortunas como lo plantea el proyecto del Partido Obrero en la Cámara de Diputados provincial.

Compartir