fbnoscript
15 de mayo de 2020

Tenedores y entretenedores: a propósito del apoyo de artistas al pago de la deuda

Por Andrés Mangone
actor y director de teatro

El gobierno nacional, que reculó en su iniciativa de centralizar el sistema sanitario para enfrentar el probable pico de la pandemia, cediendo a la presión de los capitalistas de la “salud”, y que busca diluir las expectativas de un impuesto a los grandes patrimonios, a la vez que emite un decreto anti despidos que nadie cumple, mientras reprime con balas y cárcel toda manifestación de los trabajadores en todo el país, tramita, en estos días, la llamada “reestructuración de la deuda”.

A los efectos de respaldar una supuesta cruzada “nacional y popular” contra los acreedores de una estafa que, como pocas veces, se afirma como tal a todas luces en la población, el Ministerio de Cultura hace un llamado de compromiso al sector para con la política estatal. Pero, ¿cuáles pueden ser los efectos de estas más de mil firmas de “artistas y personalidades de la cultura”? ¿De qué se compone y dónde aplica la fuerza de este compromiso? ¿Los bonistas nacionales e internacionales se verán sesgados en su espíritu confiscatorio por nuestra barricada de bufones?

Las respuestas pueden deducirse fácilmente de la propia nota de Infobae, en su segunda parte, cuando luego de informar sobre la “juntada de firmas”, se explaya sobre la política estatal respecto al Capital. Las posiciones en la mesa de negociación “se acercan” cuando se establece un nuevo bono para los bonistas por los intereses caídos en el período de gracia. Es decir, por el período de gracia, los tenedores de deuda, con un nuevo bono, se aseguran no perder nada. A cambio, el gobierno intentaría (Intentaría) una quita de capital de la deuda cercana al 5%. ¿Usarán barbijos en el “acercamiento”?. La propia crisis mundial impone pérdidas más importantes en las cadenas de pago de deudas que la que el gobierno “intentaría”. El 5% de la gran estafa sería “revisado” por los estafadores, cifra que, sin dudas, estarían más que dispuestos a superar largamente ante un clima de rebelión popular como ocurrió en el año 2003.

Vuelvo: las así llamadas “personalidades de la cultura”, ¿para quién significan “algo”? ¿La cultura y sus “personalidades”, son referencia de quiénes? ¿Quiénes “miran” a la cultura, “nuestra” cultura? ¿¿¿Los tenedores??? Que yo sepa, los que trabajan y producen riquezas en nuestro país. Y ahora que no hay “cultura”, están mirando cuánto más habrá que laburar y padecer para que el show continúe. Me parece que el “distanciamiento social” caló hondo en varios entretenedores…

Compartir

Comentarios