fbnoscript
15 de mayo de 2020

Suspenden y descuentan salarios en YPF

Con la excusa de una menor recaudación a través de la venta en surtidores, el nuevo CEO de YPF, Sergio Affronti, procedió a suspender y rebajar salarios a los empleados. Los descuentos alcanzan a los trabajadores fuera de convenio, por sumas de entre un 10% y 20%, y se extienden en algunos casos al menos hasta agosto.

Al ser personal fuera de convenio, y amparándose en el decreto 329/20, la empresa procedió unilateralmente a las suspensiones, enviando un correo a sus trabajadores para notificarlos (y forzando un aval individual).

Estas suspensiones se dan en el marco de un primer trimestre que significó $6.350 millones de ganancias y una facturación de $174.700 millones. Además se verá beneficiado por el decreto de “barril criollo”, que garantizará ganancias a las petroleras a costa de los ingresos del Estado, en un marco de derrumbe del precio del barril. Finalmente, y a pesar de tener mayoría accionaria estatal, YPF acaba de enviar  al gobierno una carta junto a Shell, Total Austral, Chevron, ExxonMobil, Pluspetrol, Trafigura, PAE y Raízen para exigir el pago de $5.000 millones en concepto de subsidios para el gasoil del transporte de pasajeros.

Si bien la medida ha tenido el rechazo del secretario general de la Federación de Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (Federación SUPeH), Antonio Cassia, este condiciona su propuesta para evitar las suspensiones a que la empresa reclame las deudas que sectores estatales y privados tienen con ella. Solo 10 días atrás, la Federación había sacado un comunicado saludando la designación del nuevo CEO.

La defensa del salario es incompatible con un gobierno que orienta su política al pago de la deuda externa. La nacionalización integral de la industria petrolera en una petrolera nacional única, bajo control de sus trabajadores, es la única vía para garantizar la defensa de los trabajadores y los intereses nacionales.

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios