fbnoscript
16 de mayo de 2020

Elogios del PTS al discurso de Máximo Kirchner en el Congreso

El PTS, a través de La Izquierda Diario está dando difusión a un fragmento de la intervención de Máximo Kirchner en la sesión de diputados del pasado miércoles 13. Es el momento en que Kirchner se refiere al conflicto con la fábrica Mondelez y dice que Myriam Bregman le “acercó un problema que había en la exStani, hoy Mondalez (sic). Tope de gama de fábricas de alimentos. Tope de gama, entre las tres más grandes o cuatro. Que los puso a producir a los trabajadores golosinas bajo, obviamente, el título de la ‘industria alimenticia y servicio esencial’. Se stockeó todo lo que pudo, dijo ‘hasta acá llegué’ porque ya estaba llena de stock (o sea, produce con el valor actual para vender vaya a saber a cuánto todas esas golosinas) y le baja el sueldo a los trabajadores y las trabajadoras, suspendiendo la actividad” y critica la decisión del Ministerio de Trabajo de haber homologado ese acuerdo para suspender trabajadores y bajarles los sueldos, a pesar de ser una industria declarada como esencial por el gobierno. MK se limitó a pedir que se corrija.

¿Cuál es el objetivo del PTS al distribuir está intervención de MK y no solo a través de la LID sino incluso entre el activismo de diversos sindicatos?

El artículo del PTS no le exige absolutamente nada a MK, no lo compromete a ninguna acción en defensa de los trabajadores de Mondelez, se podría entonces inferir que lo “auspicioso” para el PTS es que el reclamo de los trabajadores de la exStani se escuchó en el recinto del parlamento (aunque MK ni siquiera acertó con el nombre de la empresa). Pero esto no es así y a MK el coqueteo con el conflicto le salió gratis y, muy posiblemente, esté al servicio de que su grupo ocupe posiciones en el Ministerio de Trabajo, por ejemplo.

La actitud del PTS y LID es grave para todos los trabajadores, incluidos por supuesto para los de Mondelez. El blanqueo de Máximo Kirchner haciéndolo aparecer como un aliado de los trabajadores, sin ninguna delimitación (a no ser sobre un chiste para dejar “bien parado” a Del Caño), implica primero que nada blanquear la esencia del ataque que establece el pacto de la UIA-CGT-Came-gobierno y el decreto “trucho” de prohibición de despidos que es el paraguas bajo el cual se cobijan las patronales. Bajo ese “paraguas” y con el aval del gobierno -que MK representa y elogió hasta el hartazgo en su cierre en Diputados-, se colocó a la patronal de Mondelez, cuyos trabajadores vinieron largamente denunciando que tras la declaración de “esencialidad” se estaban creando las condiciones que llevaron a la situación actual además de la falta de cuidados para impedir la penetración del Covid-19.

Lo que viven los trabajadores de Mondelez no es una excepción, ni una “equivocación” del Ministerio de Trabajo que hay que “corregir”. Son miles los trabajadores que padecen la misma situación propiciada desde el propio gobierno, en realidad lo de Mondelez es la regla, ¿por qué entonces elogiar un pronunciamiento que oculta al conjunto de los trabajadores que padecen la misma situación? El PTS eliminó de su posteo el resto del discurso de Máximo Kirchner en el Congreso. Allí los trabajadores podrán encontrar las evidencias de que el hijo de CFK es uno de los responsables de su situación. MK hizo una fuerte defensa del gobierno y de Alberto Fernández, y esa defensa es integral, incluido el pacto para bajar salarios y las negociaciones para arribar a un acuerdo con los bonistas que tendrá como contrapartida un ajuste descomunal que pagaremos los trabajadores, incluso con la vida. A pesar de que MK “atacó” a la oposición se esforzó por colocarse como aliado de Larreta, al que el ofreció ayuda, que en realidad ya se hizo efectiva porque el kirchnerismo y sus organizaciones sindicales y sociales dejaron pasar la antiobrera ley de emergencia en CABA. ¿Se puede ocultar esto solo para escuchar en el recinto en boca de MK “Mondalez” (sic) y una declaración de amistad con Bregman?

Pero MK no se quedó allí. En su discurso atacó a quienes salen a luchar en medio de la pandemia, y lo hizo enunciando una consigna muy similar al “con hambre no hay cuarentena” que usa en particular el Frente de lucha piquetero y el Polo Obrero, pero que cada vez se extiende más. MK no quiere luchas de los trabajadores, no quiere que aflore la movilización contra la miseria y el hambre que se apoderan de las barriadas más populares y frente a las cuales su gobierno hace un mes que no reparte alimentos argumentando las dificultades surgidas de su propia corrupción. Demás está decir que en su discurso estuvieron ausentes los reclamos de los trabajadores de la salud (que están siendo víctimas directas del virus por las imposiciones de las patronales de la salud), los que se anotaron en el IFE y no cobran, los 4 millones que quedaron afuera, los despedidos de todas las ramas, los recortes salariales en masa, etc. etc. Fue el discurso de un dirigente del gobierno que ampara a los capitalistas, y de una fracción del mismo que gobierna con ajuste y represión en Santa Cruz y en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo. El periodista Gabriel Sued (La Nación, 16/5) relata una gira de Alberto Fernández, Máximo Kirchner y Axel Kicillof por el gran Buenos Aires, y allí el presidente le habría dicho el jefe del bloque de diputados del oficialismo: "Me gustó tu discurso de ayer". El PTS no solo blanqueó a Máximo Kirchner, blanqueó al gobierno de AF y a la oposición que hoy lo apoya. Grave, muy grave.

Además, con esta publicación, el PTS choca con la política del Frente de Izquierda que integramos junto a IS desde hace 9 años, y que a partir de las últimas elecciones ha sumado como aliado al MST, constituyendo el FIT-Unidad. El objetivo del FIT-U es la conquista de los trabajadores para una organización políticamente independiente de los patrones, de sus partidos, del Estado, y su formación y desarrollo se produjo justamente para delimitarse del kirchnerismo y establecer una oposición obrera y socialista al mismo sobre la independencia de clase. Es eso lo que nos ha convertido en un punto de referencia entre los trabajadores y entre la izquierda del mundo.

 

En esta nota:

Compartir