fbnoscript
16 de mayo de 2020

Salta: trabajadores municipales en defensa del salario

Luchas en Colonia Santa Rosa, Yrigoyen y Güemes
Por Corresponsal

Los municipios son el eslabón más débil de la crisis financiera y de deuda que se atraviesa a nivel nacional y provincial. En función de eso los intendentes empiezan a aplicar ajustes contra el salario de los trabajadores y en algunos casos impuestazos contra el conjunto de los vecinos.

En Colonia Santa Rosa, los municipales están llevando adelante un proceso de asambleas y paro en reclamo de que se les pague el acuerdo salarial del año pasado. También reclaman que se les dé cobertura de ART, reclamo más sentido en medio de la pandemia ya que no cuentan ni siquiera con los elementos de seguridad sanitaria. El pasado martes 12 de mayo, llegaron hasta la ciudad de Salta para reunirse con el secretario de interior, Mario Cuenca, que los había citado. Cuenca se declaró enfermo y no asistió a la reunión y ningún otro funcionario los atendió. Cuenca insistió en los medios que en Colonia se gasta más en salarios que lo que recibe de coparticipación, ratificando la línea de que Colonia es el lugar de ensayo de un brutal ajuste general contra los municipales en la provincia.

Por su parte, los municipales de Yrigoyen fueron al paro en reclamo de un aumento de salario del 30%. La Secretaría de Trabajo declaró la conciliación obligatoria. En el medio, el intendente y su gabinete salieron a recolectar la basura, en una clara maniobra de provocación y carneraje del paro municipal. Los trabajadores denuncian que el aumento del 8% al básico que otorgó el intendente es apenas un kilo de carne.

En Güemes, se produjeron cortes de la ruta 34 por parte de los municipales que también reclaman por el cumplimiento del acuerdo salarial que se firmó en febrero de este año y que el intendente aún no puso en marcha.

La situación de los municipios es una bomba de tiempo. Ajustes, impuestazos, cuasimonedas como en San Carlos. La provincia debe garantizar el salario de todos los municipales y que se termine con la precarización laboral de la mayoría de ellos. Los recursos están si se aprueba el proyecto de la bancada del Partido Obrero que plantea crear un impuesto extraordinario a las grandes ganancias y fortunas que en el caso de Yrigoyen incluye al ingenio Tabacal, a los terratenientes en Colonia, a las dos centrales termoeléctricas y el ingenio San Isidro en Güemes.

 

Compartir