fbnoscript
16 de mayo de 2020

Santa Fe: sigue el paro de UTA por quinto día consecutivo

“Viven de los subsidios” testimonia un chofer.

El paro por tiempo indeterminado de choferes reclamando por el salario adeudado ya lleva 5 días. La reunión de este jueves 14 para intentar destrabar el conflicto no concluyó en nada y recién habrá otra para la semana que viene. El intendente de Rosario, Pablo Javkin, se ha dedicado en el las últimas 24 horas a continuar con el reclamo de mayores subsidios para continuar engrosando el bolsillo de los grupos empresariales. Como señalamos desde Prensa Obrera, el fracaso de la privatización del servicio, llevó a que estas empresas que actúan en la ciudad se embolsen subsidios millonarios, presionen por constantes boletazos a la población trabajadora aprobados por la Intendencia de la ciudad, y siempre mantengan intactas sus enormes ganancias, incluso a costa de no pagar el salario de los trabajadores choferes como ocurre ahora.

Pero Javkin no solo sigue reclamando subsidios, sino que salió públicamente a atacar el paro. Primero, amenazando con achicar el servicio de forma definitiva, en nombre de la pandemia y por tanto la necesidad de ahora en más de buscar transportes alternativos como la bicicleta. Una forma embustera de plantear que sobran trabajadores. En segundo lugar, Javkin junto con los medios masivos de comunicación como el diario La Capital intentan poner a la sociedad en contra del paro. Para ello sostuvieron que por responsabilidad de los choferes que están de paro, los trabajadores esenciales, como por ejemplo quienes se desempeñan en salud, no pueden llegar a sus destinos. Lo cierto es que venimos de un paro de médicos en la ciudad que conquistaron el bono salarial para todos, y ahora un paro de choferes reclamando que les paguen sus salarios. Los trabajadores llamados esenciales se alzan y reclaman por sus condiciones laborales y por su salario. Sin salario y precarizados, no hay posibilidad de que cumplan sus funciones y más en este cuadro de crisis sanitaria.

Apoyamos el paro de los choferes y su reclamo de pago de sus salarios. Planteamos la apertura inmediata de los libros contables de estas empresas que se han enriquecido durante años, para proceder a la estatización integral del servicio bajo control de sus trabajadores y comisiones de usuarios.

Desde PrensaObrera.com, conversamos con un chofer de una de las tres empresas que actúan en la ciudad.

Prensa Obrera: ¿Cómo toman los trabajadores este debate por los subsidios?

Chofer: Siempre hemos sabido que viven peleando por los subsidios y realmente creo que viven de los subsidios, más que de la plata por pasajero. La plata por pasajero, en realidad, va al Estado, como es el Banco Municipal. A nosotros nos dicen que nos pagan del pasajero que compra el boleto, pero en realidad eso no es así. Estas empresas tenían subsidiado absolutamente todo. Tuvieron un biodiesel muy barato durante más de 2 años, ahora volvió el subsidio para el gasoil. Tienen subsidios por repuestos. Las empresas no tienen repuestos, no tienen nada, no reponen el material para seguir trabajando. Seguramente los repuestos los traen de Buenos Aires. Si no llegan los repuestos de Buenos Aires, acá no compran nada.

Prensa Obrera: ¿Es cierto que las empresas están en una política de vaciamiento?

Chofer: Sí. Vienen sacando servicios, no desde la pandemia sino del año pasado. En muchas líneas urbanas e interurbanas, redujeron muchísimo los servicios y los choferes les empezaron a sobrar. Esas líneas que redujeron, nunca más repusieron unidades. Esto ya arrancó en el año 2019. De alguna manera, nosotros ya sabíamos que algo ya venía. Porque empezaron a sacar tantos servicios, empezaron a sobrar cientos de choferes. Todo el mes de marzo y de abril se trabajó con un servicio elemental y mínimo. Una persona tenía que esperar un colectivo una hora en una esquina. De alguna manera ya querían atacar al transporte. Amenazaban constantemente con que iban a sacar más colectivos.

Prensa Obrera: ¿Cómo son las condiciones laborales?

Chofer: Si ampliás la imagen y salís del Urbano e Interurbano, en la zona hay empresas como Serodino o Tienda León, que están por fuera de convenio de UTA, en esos casos solamente cobrás como empleado de comercio. Te tenés que hacer cargo del colectivo, limpiarlo y acondicionarlo para el otro día. Trabajan absolutamente todo el día. Están llenos de contratos basura, por fuera de convenio. Incluso hay empresas que su servicio es ir a buscar trabajadores a las fábricas como transporte, y tienen sueldos realmente bajísimos. Si amplías la imagen, la precariedad es más grande. En el caso del transporte urbano, también hay una parte de contratos basura. Hay una parte de trabajadores que desempeñan tareas en la ciudad pero que tienen contratos de Provincia de Buenos Aires con menores salarios. Tienen sueldos básicos aumentados por viáticos, que son por día trabajado. Hay una gran discriminación de sueldo entre los compañeros.

 

En esta nota:

Compartir