fbnoscript
16 de mayo de 2020

Importante asamblea docente en Arquitectura-UNLP

En el marco de la pandemia y la virtualización de clases, el martes pasado una nutrida asamblea de docentes de la FAU (Facultad de Arquitectura y Urbanismo) debatió sobre estos problemas y votó la elaboración de un documento con demandas salariales, de condiciones laborales y de defensa de los derechos estudiantiles. Exigió a las autoridades una sesión del Consejo Directivo para discutir dicho texto, que también incorporaba el reclamo al sindicato Adulp para que convoque un plenario para debatir con el conjunto de la docencia.

Entre lxs docentes hubo una coincidencia de que la virtualización se impuso de forma inconsulta, improvisada y forzosa por parte de las autoridades universitarias y que la misma viene funcionando con una sobrecarga de tareas extraordinaria sobre el colectivo docente. La denuncia de lxs trabajadores de la FAU contrasta con el relato del rector Fernando Tauber. Entre las cursadas de la UNLP y las redes sociales, esta virtualización empieza a cuestionarse cada vez más.

El texto de lxs trabajadores docentes de la FAU, quienes son lxs que ponen todo su esfuerzo para garantizar las cursadas, también dio lugar a un extenso debate, formulando las primeras líneas de un programa de salida a la crisis universitaria y virtual. Contemplará la salud de lxs docentes y estudiantes, planteando licencias para quien lo necesite; la necesidad de incorporar más docentes frente a la superpoblación de comisiones, que hace más dificultoso el seguimiento de lxs estudiantes; la provisión de herramientas (materiales y de capacitación) para poder dar clases; la rediscusión democrática del calendario académico, y la defensa de la regularidad de lxs estudiantes incondicionalmente.

El problema salarial es otro punto. Mientras la docencia pone el hombro a la virtualidad, el salario fue ajustado. Quedó planteada la necesidad de abrir la paritaria 2020 para discutir la recomposición salarial y un aumento indexado a la inflación que escala al 60% interanual. El magro aumento pactado por Adulp y el gobierno, que además eliminó la cláusula gatillo, violando acuerdos conquistados por la lucha docente, ya fue pulverizado por la inflación de abril. También se plantea que deben ser contemplados los costos para dar clase (Internet, software, materiales, capacitación), que hoy cubren lxs docentes de su bolsillo, y una discusión de las tareas a realizar por convenio para frenar la superexplotación.

Esta asamblea, junto a la que se realizó en Agronomía, es un paso adelante en la organización de los docentes para defender sus condiciones laborales, en contraste con un sindicato que las entrega y un gobierno que avanza en el ajuste, para entregarle los ahorros del país a los bonistas y el FMI.

La deliberación que hicieron los trabajadores demuestra que los dichos de Adulp sobre la "imposibilidad" de realizar asambleas y cuerpos de delegados por la pandemia, eran sólo una excusa para mantener tapada y atomizada la bronca docente que crece y colaborar con la política de ajuste del gobierno, como ya lo hizo Hugo Yasky, secretario general de CTA, al defender la rebaja salarial del 25% pactada por la burocracia con el gobierno y las patronales.

Impulsemos la organización con asambleas virtuales en todas las facultades para discutir una salida de lxs trabajadores y estudiantes de la universidad, y planes de acción para defender nuestro salario, trabajo y la educación universitaria pública.

 

En esta nota:

Compartir