fbnoscript
16 de mayo de 2020

La Anses subsidia la mitad de los sueldos de los Techint y Clarín

El gobierno rescata a los fugadores seriales a costa de los trabajadores.

Aquellos grandes empresarios que el gobierno llamaba “miserables” son los que fueron beneficiados con fondos de la Anses gracias al programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, por el cual el organismo previsional subsidia el pago del 50% de los salarios.

En la lista figura Techint, que despidió a 1.450 trabajadores en abril. Es decir que después de posar de duro, Alberto Fernández no solo no frenó los despidos sino que premió al grupo de Paolo Rocca (dueño de la mayor fortuna del país) con los fondos del sistema previsional. Tenaris y Ternium informaron en los últimos tiempos ganancias millonarias en pesos y en dólares.

Otro caso es el del multimedio Grupo Clarín, algunas de cuyas empresas como Radio Mitre también fueron beneficiadas con el pago de la mitad de los salarios. Esto, después de que el diario Clarín anunciara que pagaría en dos cuotas a los trabajadores de prensa, que se organizaron para rechazarlo. En el medio, el grupo comunicó que repartirá 800 millones de pesos entre sus accionistas.

Otros grandes grupos empresarios, incluso de rubros escasamente afectados por la cuarentena como las telecomunicaciones, también gozaron de los subsidios del programa ATP. Es un botón de muestra de a quiénes rescata el gobierno nacional con sus medidas de “emergencia”.

Son los trabajadores los que pagan la factura, porque al mismo tiempo que se reparten estos fondos a libro cerrado -sin un control efectivo de la facturación y las ganancias- se exime a las patronales de pagar los aportes previsionales de sus empleados, por lo cual el vaciamiento de la Anses marcha a ritmo acelerado. La crisis que ello genera en el organismo fue lo que se llevó puesto tan rápido al extitular Alejandro Vanoli.

Los ganadores no solo son los “miserables” ante quienes Alberto Fernández se mostraba indignado, y los que manejan las entidades empresariales que pactaron reducciones salariales con la burocracia sindical de la CGT (con bendición presidencial en la Rosada). Son también los exponentes de una burguesía nacional que protagoniza la fenomenal fuga de capitales, que el gobierno ahora simula investigar. Con la caja jubilatoria, al igual que con la emisión monetaria, es el propio gobierno el que financia la fuga.

 

En esta nota:

Compartir