fbnoscript
16 de mayo de 2020

Sanatorio Güemes: en medio de la pandemia ajustan y persiguen

La patronal retrasa el pago de sueldos y adeudan las horas extras realizadas por los trabajadores.
Por Corresponsal
Sanatorio Güemes: en medio de la pandemia ajustan y persiguen

Foto: Telam

A principios de este mes, se supo que todas las empresas de salud privada, grandes ganadoras de las últimas décadas, habían presionado de conjunto para acogerse al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). De esta forma se garantizaron el pago del 50% de los salarios, con fondos de la Anses, lo cual equivale a un nuevo saqueo del organismo. Adicionalmente los empresarios cuentan con grandes beneficios en términos de aportes patronales, con vencimientos especiales para las obligaciones de marzo y abril. También se les otorga una reducción en el pago de hasta 95% de las contribuciones para el sistema integrado previsional argentino; a su vez, la jefatura de gabinete puede prorrogar estos beneficios. A pesar de todo esto, los trabajadores del Sanatorio Güemes de la Ciudad de Buenos Aires, quienes estuvieron entre los primeros en atender los incipientes casos de Covid-19 en el país, tuvieron que esperar al día 15 del mes para recibir el restante 50% de su salario por parte de la Anses.

Sumado a esto, a gran cantidad de trabajadores no se le abonó la totalidad de las horas extras realizadas el mes pasado, esto sin dar ninguna explicación al respecto. Sí se encargaron de comunicar, en cambio, que quienes recibieran importes superiores a los estimados en el recibo de sueldo bajo el concepto del decreto 332/20 (el del ATP), serán descontados del próximo sueldo.

A todo este panorama se le suma que aquellos trabajadores que hablan en contra de estas injusticias son perseguidos por las autoridades. Algunos trabajadores, que habían intervenido en una reunión con las autoridades del Sanatorio para manifestar la precarización a la cual se los somete, sufrieron aprietes por parte de sus superiores, llegando incluso a mencionarles que van a pasar a formar parte de una “lista negra”.

Un planteo para los trabajadores

La situación de los trabajadores del Güemes no se encuentra aislada de lo que sufrimos los trabajadores del sistema de salud privado en general. Las patronales que lucraron por medio de la tercerización de servicios al Estado y por medio de tarifazos a sus afiliados, hoy reclaman un rescate en regla, y pretender avanzar sobre las condiciones laborales del ya precarizado personal sanitario. Ya a principios del mes, los trabajadores del Sanatorio Otamendi realizaron una acción en la puerta frente al anuncio del pago parcial de salarios. Esta ofensiva patronal que se repite en numerosos centros de salud es avalada por la burocracia sindical de Sanidad con Daer a la cabeza, que fue uno de los garantes del nefasto acuerdo marco junto al gobierno y la UIA, convalidando este recorte al salario y saqueo de la Anses. En el mismo sanatorio, los trabajadores desconocen si el sindicato siquiera hizo la denuncia ante el Ministerio por el no pago de las extras, ni planteó la necesidad de un plan de lucha progresivo.

El sanatorio debe hacerse cargo del pago del 100% de los salarios a principio de mes, sin dilaciones. Rechazamos el pago con plata de la Anses, el sanatorio debe abrir sus libros contables, bajo control de los trabajadores. Pago inmediato de las horas extras a todos los trabajadores. Asimismo, planteamos la universalización del Bono, para todos los trabajadores de la Salud. Entrega de EPP de calidad y con capacitación por parte de comités de higiene y bioseguridad con participación de trabajadores electos en su lugar de trabajo. Impulsemos una campaña de difusión con pronunciamientos, para rodear de solidaridad a los compañeros del Güemes. Organizados podemos ganar.

 

En esta nota:

Compartir