fbnoscript
18 de mayo de 2020

El coronavirus golpea a Baradero

Los dos primeros casos corresponden a trabajadores de la salud
Por Corresponsal

Se conocieron los primeros dos casos de coronavirus en Baradero. Son trabajadores de la salud, un médico y una enfermera, que habrían contraído la enfermedad en un instituto privado de Luján, localidad que cuenta con 23 casos positivos, otros tantos en estudio y 3 muertos.

A raíz de estos primeros casos en Baradero se aislaron a 124 personas, muchas de ellas trabajadores y trabajadoras de Hospital municipal, pero no se hicieron tetsteos a nadie más que a la enfermera y al médico que resultaron positivos. El médico infectado, además de trabajar en el instituto de Luján, lo hacía en el hospital local. El personal de salud, víctima de la precarización laboral y los bajos salarios, se encuentra fuertemente expuesto al virus y no cuenta con los elementos de protección necesarios.

Con los casos positivos, se ha caído el cuento que presentaba a Baradero como una localidad segura frente a la pandemia (un verso del que se hicieron eco algunos medios nacionales, como Página 12). La noticia obligó al gobierno municipal de Esteban Sanzio (Frente de Todos) a volver a la fase 1 de la cuarentena, permitiendo solo la apertura de comercios “esenciales” (hasta aquí, ya estaban abiertos el 85% de los negocios).

Cabe recordar que las fábricas mas importantes (Granix, Donto, Ingredion y otras) han seguido funcionando durante toda la cuarentena, al ser consideradas como “esenciales”. Y que en ellas no se han tomado las medidas de seguridad e higiene necesarias, como turnos reducidos, hisopados, distanciamiento, ropa e implementos descartables, máscaras y elementos sanitarios. Esto ha sido denunciado por los trabajadores en las redes y en los medios. En medio de la pandemia, los trabajadores de la curtiembre Donto protagonizaron un conflicto que logró la reinstalación de trabajadores despedidos y frenó el intento de aplicar rebajas salariales a los trabajadores en actividad.

El lunes 18 empieza a trabajar la automotriz Toyota en Zárate, que emplea a cientos de trabajadores de la ciudad y miles de trabajadores de la zona norte y hasta de la provincia de Entre Ríos, expuestos a contagiarse el virus y trasladarlo de un lugar a otro.

Ante la medida improvisada y limitada de aislamiento por parte del Estado municipal, reclamamos:

Que el Estado garantice testeos a todo el personal de la salud y pacientes que estuvieron en contacto con los contagiados y sus familias con el solo hecho de solicitarlo.

Redoblar la asistencia alimentaria y elementos de desinfección en los barrios.

Que en todas las fábricas y lugares de trabajo se voten comités de seguridad, higiene y salubridad laboral para establecer que se cumplan las medidas sanitarias.

Compartir