fbnoscript
18 de mayo de 2020

Docentes de Chubut: unifiquemos la lucha por el salario y las jubilaciones

El gobierno de Mariano Arcioni ha arremetido con un nuevo ataque a la docencia de Chubut, procediendo a descuentos masivos por días de paro y retención de servicios realizados durante febrero y marzo de 2020.

Frente a esto, la Junta Ejecutiva Provincial de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (Atech) interpuso un amparo ante el Juzgado en lo Laboral N°2 de la ciudad de Trelew, que tuvo una respuesta favorable para la docencia: ordenando a la provincia de Chubut el pago de haberes de manera íntegra y sin descuento, e indicándose la devolución de los descuentos realizados en un plazo que no exceda los cinco días hábiles.

Pese a una eventual devolución en los descuentos, el gobierno continúa con el pago escalonado, y nuestros salarios están congelados como producto del reperfilamiento de la paritaria 2019 y la suspensión por tiempo indeterminado de la paritaria 2020. Asimismo, persiste la malversación de los aportes de Instituto de Seguridad Social y Seguros del Chubut (ISSyS): recientemente se destinaron fondos del mismo al rescate de clínicas y sanatorios privados, en detrimento del pago a los jubilados de la provincia y la obra social.

La Atech anuncia que la próxima semana presentará junto a Ctera una queja ante la Organización Internacional del Trabajo contra el pago escalonado hacia los estatales de Chubut. La acción, más allá del carácter de denuncia no vinculante que pueda llegar a tener, se limita a una formalidad, en la medida en que no está ligada a un plan de lucha nacional y provincial. Lejos de eso, el secretario general de Atech, Santiago Goodman, trató de “caceroleros de derecha” a las y los docentes que la semana pasada salieron a las calles en defensa de sus derechos, mientras que la Ctera no convocó a una acción nacional por Chubut en todo el año.

Por otra parte, la Mesa de Unidad Sindical presenta un pedido de audiencia a Arcioni que solicita convocatoria a un Consejo de crisis ante la pandemia, donde participe el gobierno y sindicatos, que de concretarse cumpliría una función de contención de las luchas.

La salida para las y los trabajadores de Chubut no es con ajuste, represión ni megaminería. Tenemos que unirnos en torno a un programa que coloque una salida y  un plan de lucha en común, que emerja de instancias de deliberación democráticas y desde abajo, de la mano de asambleas, plenarios de delegados docentes y un congreso de bases que una a todos los sectores.

Impulsamos acciones colectivas con esta perspectiva, como en Trelew, donde trabajadores textiles, de la pesca y estatales se movilizarán este miércoles reclamando que sin salarios no hay cuarentena posible.

Si el gobierno de Mariano Arcioni no puede garantizar algo tan elemental como el pago de salarios, se tiene que ir. Solo con la unidad de los trabajadores vamos a imponer un cambio de rumbo para la provincia, con la movilización popular y la organización independiente del Estado.

Para que la crisis la paguen los que la generaron y no los trabajadores, planteamos un impuesto a los grandes capitales provinciales, que paguen PAE, Aluar, Benetton, Conarpesa. Algo que solo tiene sentido si va de la mano del no al pago de la deuda y su investigación, ya que de lo contrario solo sería una fuente para seguir pagando. A los planes de Arcioni y las patronales, opongamos la acción decidida de las y los trabajadores.

 

En esta nota:

Compartir