fbnoscript
18 de mayo de 2020

Buenos Aires: Adea, una escalada de ataques a sus trabajadores

Por Corresponsal

Desde el inicio de la cuarentena la patronal de Adea llevó adelante una serie de ataques a sus trabajadores.

Esta empresa se dedica a la digitalización y almacenamiento de archivos de todo tipo. Con el inicio de la cuarentena estos trabajos se vieron paralizados. Por ejemplo, bancos y obras sociales dejaron de enviar archivos.

Desde un principio esta patronal presionó a sus trabajadores a presentarse a sus lugares de trabajo dado que presentó sus servicios como “tarea esencial” para el Renap (Registro Nacional de las Personas). Con esta excusa tramitó el certificado de circulación y obligó a todo un sector de trabajadores a retomar tareas. Estas son casi inexistentes porque en general no existen trámites para digitalizar y almacenar.

No conforme con esto, en el mes de mayo, la patronal liquidó salarios por debajo de lo correspondido y pasó días de cuarentena como días de vacaciones, es decir, descontó vacaciones. Sin importar que muchos de sus trabajadores estén realizando tareas desde sus hogares, es decir, continúan trabajando respetando el aislamiento preventivo.

Desde un principio el decreto de Fernández dio lugar a toda una serie de maniobras para romper la cuarentena. Luego de tanto presionar, las patronales se encontraron con el beneficio de la liquidación del 50% del sueldo de sus trabajadores junto al no pago de las contribuciones patronales. Es por esto que Adea mantiene todo un sector de trabajadores en tareas que nada tienen de esencial sino más bien es trabajo atrasado. A su vez, continúa amenazando con descuentos y suspensiones a quienes deciden continuar en el asilamiento preventivo. Adea presiona para retomar la actividad a costa de la vida de sus trabajadores.

Adea está dirigida hoy por Agustín Colella y Marcos Brito. Los Colella vienen amasando fortuna desde que fueron los “herederos de Yabrán”- además de dirigir Ocasa poseen Adhoc, Brandlive y Pick. En el 2018, bajo el gobierno de Macri-Vidal, Adea concretó grandes negocios con Stanley y otras dependencias de Nación y provincia; a través de la gobernación la empresa embolsó $70.150.961 (El disenso 4-6-2019). No sería extraño que Colella solicitara ayuda de la Anses.

Las actividades esenciales deben ser definidas por los propios trabajadores. Defendamos el cobro íntegro de los salarios y el respeto a la cuarentena sin afectar las vacaciones.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios