fbnoscript
18 de mayo de 2020

Desidia gubernamental en las villas porteñas

Solano impulsa una sesión especial para tomar medidas de emergencia.

El legislador del PO-Frente de Izquierda, Gabriel Solano, solicitó una sesión extraordinaria de la Legislatura porteña ante el desborde de la pandemia de coronavirus en las villas de la Ciudad. Propone dejar sin efecto el desmantelamiento de la cuarentena y tratar un protocolo especial para las villas.

La emergencia en las villas por el brote de coronavirus se ha agravado. La muerte de Ramona Medina ha marcado a fuego la responsabilidad del gobierno de Larreta por la no urbanización de las villas, la falta del servicio de agua y elementos de higiene y el hacinamiento.

Sin embargo el gobierno de la Ciudad elude su responsabilidad y en vez de tomar medidas para atender la emergencia ha comenzado un desmantelamiento criminal de la cuarentena. Esta política cuenta con el apoyo explícito del presidente Alberto Fernández quien aprobó las medidas de apertura de comercios y ha apoyado la “gestión” de Larreta en las villas. Pero el levantamiento de hecho de la cuarentena, cuando se avanza hacia un pico de casos, es una decisión que no tiene fundamentos sanitarios, sino que es el producto de las presiones de sectores empresariales que buscan su lucro por encima de la vida de los trabajadores.

Ante este cuadro, Gabriel Solano propuso a los bloques de la Legislatura la convocatoria inmediata a una sesión especial, entendiendo que la administración de Larreta es parte del problema, no de la solución.

En este cuadro es fundamental que la Legislatura trate los proyectos presentados referidos a la pandemia, algo que aún no sucedió. El bloque PO-FIT ha presentado iniciativas que requieren un inmediato tratamiento, entre ellos un protocolo especial para las villas que fue elaborado en común con los vecinos de los barrios carenciados.

Solano afirmó que “es necesario que la Legislatura convoque una sesión extraordinaria para tratar todos los proyectos presentados. En nuestro caso haremos eje en el protocolo especial para las villas de la Ciudad, en que se dé marcha atrás en el desmantelamiento de hecho de la cuarentena y en la protección de los trabajadores de la salud, que al día de hoy no cuentan con elementos de protección personal adecuados. Los poderes que le consagró la ley de emergencia a Larreta no fueron usados para reforzar al sistema de salud sino para decidir gastos sin control”.

“Es inadmisible –concluyó Solano- que en estas condiciones la próxima sesión que tenga la Legislatura sea para votar una ley que autorice la rezonificación de unas tierras de Villa Crespo para habilitar la construcción de mega torres”.

 

Compartir