fbnoscript
19 de mayo de 2020

Despedidos de Río Turbio, estatales y otros sectores marcharon en Río Gallegos

Este martes hubo una movilización de distintos sectores en el centro de Río Gallegos, la capital santacruceña. Decenas de trabajadorxs confluyeron para levantar sus diversos reclamos, cumpliendo con el uso de barbijo y el distanciamiento social.

Los despedidos de Yacimientos Carboníferos Río Turbio y de la municipalidad estuvieron presentes y fueron convocantes a la actividad. Estos sectores  no tienen respuesta a su reclamo de reincorporación, y forman parte de los millones de trabajadoras y trabajadores que tratan de sobrevivir día a día a la cuarentena y al hambre sin ningún ingreso, mientras el gobierno nacional sigue sin pagar a un sector importante el miserable monto del IFE, y Alicia Kirchner no garantiza los bolsones de comida para las familias carenciadas.

La CTA-A de Santa Cruz también fue convocante. Los trabajadores estatales estuvieron presentes, unidos por el reclamo de la reapertura urgente de paritarias para reconstruir el salario que se perdió en los últimos años y que se desvaloriza todos los días ante los golpes inflacionarios y devaluatorios. Hubo docentes reclamando ante el cierre de cursos en varias localidades de la provincia y trabajadores del hospital exigiendo mejores condiciones de trabajo y un bono compensación, ya que son quienes están en la primera línea en la lucha contra la pandemia.

Esta manifestación concluyó con un reclamo de los trabajadores del Correo Argentino afuera de la central. Sucede que uno de sus compañeros estuvo en contacto con un infectado, y mandaron a casa al personal, pero se niegan a hacerle el hisopado "hasta que presente sintomas". El gobierno de Alicia Kirchner ahorra plata en reactivos a costa de la salud de los trabajadores y el avance del virus en la ciudad.

Esta primera jornada de lucha demuestra que es necesario y posible salir a reclamar contra los despidos, la precarización laboral, el ajuste y la negligencia de los gobiernos nacional, provincial y municipal, todos del Frente de Todos.

Con hambre, despidos y pésimas condiciones, no hay ni puede haber cuarentena. Este es un primer paso en la unidad de los trabajadores que habrá que continuar y profundizar.

 

 

En esta nota:

Compartir