fbnoscript
19 de mayo de 2020

Universidad de Jujuy: decano de Ciencias Agrarias establece la obligatoriedad de cursado virtual

Por Corresponsal

A través de la resolución 112/2020, el ingeniero agrónomo Dante Hormigo, decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, establece que a partir del lunes 18 de mayo, se inicia el ciclo lectivo en Ciencias Agrarias a partir de la virtualidad de las actividades de enseñanza teóricas y teórico-prácticas, llevadas a cabo en las aulas virtuales. Además contiene horarios de consulta y evaluaciones que incluirán la realización de actividades y la participación de los estudiantes.

La norma se impuso a conciencia de excluir a los estudiantes que no accedieron a dispositivos informáticos para ingresar a las clases virtuales. Tampoco contempla la situación de los docentes, que sin dudas deberán dedicar mayor tiempo a preparar las clases virtuales en horas que no les serán reconocidas. Solo fueron consultados para conocer el modo en que evaluarán a los alumnos. Además, esta resolución sienta precedente para las autoridades que pretendan avanzar con la misma política en el resto de las facultades.

En el marco de una crisis económica y social que se agudizó durante la cuarentena, la medida de Hormigo es grave en varios sentidos, porque no fue discutida con los estudiantes, y porque a dos meses del decreto que estableció el aislamiento social y obligatorio, el gobierno nacional y los rectores de las universidades públicas continuaron la política de miseria presupuestaria con escasas becas de montos devaluados, sin brindar acceso a internet ni computadoras a la mayoría de estudiantes, que no están accediendo a las clases virtuales.

Ciencias agrarias contiene materias que requieren un alto grado la presencialidad para el abordaje de contenidos específicos como químicas, matemáticas y las que están sujetas a la realización de viajes de estudio y de campo, situación que hoy se ve truncada por la cuarentena. Estas instancias son dejadas de lado por el decano para cumplir con su calendario académico.

Es necesario que se desarrolle un amplio debate entre los estudiantes para reclamar que el gobierno nacional y las universidades garanticen: internet y computadoras para docentes y estudiantes que carezcan de estos dispositivos, aumento de cantidad de becas Progresar y que su monto sea elevado a 10.000 pesos, regularidad automática para todas las materias, ¡para que nadie quede afuera!; el pago de las horas que demande la preparación y puesta en pie de aulas virtuales y salario igual al costo de la canasta familiar para los docentes. No al pago de la deuda externa.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios