fbnoscript
19 de mayo de 2020

Mendoza: conclusiones de la reunión virtual del PdT hacia el 3J

La reunión virtual del Plenario de Trabajadoras para organizar acciones hacia el nuevo aniversario del #NiUnaMenos (próximo 3J) en la provincia de Mendoza concluyó convocando a todo el movimiento de mujeres a reencontrarnos en una jornada de lucha callejera en el Km0, con barbijo y distanciamiento social, contra los femicidios, por un presupuesto urgente para activar un verdadero plan de protección ante el recrudecimiento de la violencia y empobrecimiento de nuestras vidas, por el no pago de la deuda externa y un gran impuesto a las grandes fortunas.

El derecho a reclamar no se suspende, como lo demostró hace pocos días la enorme jornada de la juventud precarizada de las apps (repartidores) en todo el país.

Del encuentro virtual participaron docentes y estudiantes que plantearon las consecuencias del teletrabajo que son la sobrecarga de tareas para la docencia con nula apertura del llamado a cargos, también denunciaron la ausencia total de contenidos pedagógicos para transmitir educación en este contexto por parte de la DGE (Dirección General de Escuelas). También se manifestó el reclamo de formación docente para dar educación sexual, que sea una materia curricular para atender el fuerte reclamo del estudiantado que rechaza los contenidos heterosexuales y biologicistas, quieren que se respete la diversidad sexual. En este punto el reclamo por la separación de las Iglesias del Estado es clave ante un gobierno y DGE que presentó su plan de estudio 2020 en el auditorio Alameda, perteneciente a las Iglesias Evangélicas.

También participaron trabajadoras y activistas de la salud, y con ellas resolvimos para el 28M, día de acción mundial por la salud de las mujeres, una jornada de ruidazo virtual por el tratamiento del proyecto de aborto legal en el Congreso, por la gratuidad de los productos de higiene y salud femenina impulsada junto a las compañeras del Polo Obrero, por la defensa de la maternidad del Hospital Carrillo, por la efectiva aplicación de la ley de parto respetado en el marco del Covid-19 en los hospitales, y dar todo el apoyo a la lucha de las trabajadoras de la salud precarizadas por el pase a planta permanente

En la provincia, el gobierno de Rodolfo Suárez (Cambia Mendoza) flexibilizó la cuarentena, pero continúa negando los reclamos de las mujeres trabajadoras más precarizadas y desocupadas como las compañeras del Polo Obrero que sostienen día a día los comedores populares y que están en pie de lucha por el reclamo de alimentos, frescos, kits de higiene y subsidio a las desocupadas de $30mil. Sin comida no hay cuarentena, por eso acompañamos este reclamo fundamental.

También se debatió la realidad de las empleadas domésticas, a quienes el gobernador habilitó el trabajo pero les prohíbe el uso del transporte público cuando se trata de una gran masa de mujeres precarizadas y empobrecidas que acudieron al reclamo del IFE y denunciaron todo tipo de abusos patronales bajo cuarentena.

La obra pública, y más precisamente hacia dónde se orienta, también fue un punto de debate de nuestra reunión del PdT. El hacinamiento en el que viven miles de familias es un caldo de cultivo para los abusos y violencias intrafamiliares. Nos pronunciamos por un plan de obras públicas al servicio de las necesidades sociales, que incluya la construcción de una casa refugio cada 20 mil habitantes y garantizar el acceso a la vivienda propia para la mujer que sale del círculo de violencia. Este plan debe ser ejecutado directamente desde el Estado, para terminar con el negociado de las empresas constructoras amigas del gobierno que obtienen licitaciones de obras atadas al dólar y pagan miseria a los albañiles.

Superando el miedo, enfrentando el disciplinamiento social característico del Estado y gobiernos que buscan imponer sobre nuestro género y clase, el 3J nos reencontramos en las calles.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios