fbnoscript
21 de mayo de 2020

Chubut: gran movilización obrera por las calles de Trelew

Una manifestación con miles de trabajadores por las calles de Trelew, el miércoles 20/5, unió a los trabajadores estatales, docentes y jubilados con los obreros de Sedamil, quienes reclaman el pago de los salarios adeudados y rechazan el plan de retiros voluntarios que presentó la patronal. También, se sumaron los trabajadores de la pesquera FYRsa, que suman 300- reclamando el pago de 4 quincenas y una respuesta de continuidad laboral- y que votaron un piquete permanente en la puerta de la pesquera.

Los trabajadores de la hilandería Sedamil vienen organizando, junto a otros trabajadores de fábricas del sector, movilizaciones en Trelew, en oposición al acuerdo firmado entre la AOT y la cámara textil Fita- en línea al alcanzado por la CGT y la UIA. Expresan la negativa de las bases a aceptar una quita salarial, más aún en el marco de la pandemia.

La movilización obrera partió temprano a la mañana desde el Parque Industrial de la ciudad, con destino final en la plaza Independencia. En el trayecto se sumaron otros 2.000 trabajadores de diferentes sectores: docentes, estatales, salud, jubilados y estudiantes, unificados bajo el lema “Sin salarios no hay Cuarentena”. Sumaron además la consigna “NO a la Megaminería”, que se presenta como una salida extorsiva frente a la necesidad laboral que arrecia principalmente la ciudad de Trelew, con los márgenes más altos de desocupación del país.

Hacia el final de la movilización, se generó una asamblea, en la que José Pizarro, comisión interna de Sedamil, la fábrica tomada, denunció las maniobras de reforma laboral y el rechazo a la indemnización que ofrece la patronal. Andrea Leonett, delegada de Sisap, por su parte, denunció el vaciamiento en el sector de salud aún en estos momentos de pandemia, siendo que, además, todavía no han cobrado su salario correspondiente al mes de abril. Desde el sector antiminería contaminante, se reivindicó la lucha de Esquel y la defensa de los recursos naturales frente a los constantes intentos de avance del lobby minero y el intento de mostrarlo como la salvación económica frente a la crisis. Los docentes denunciaron el no pago de salarios, la infraestructura escolar desfinanciada y las partidas presupuestarias de comedores escolares que no alcanzan. Es imperioso que en Chubut se deje de pagar la deuda provincial y se imponga un verdadero impuesto a los capitalistas que saquean la provincia para que los recursos sean destinados a salud y educación.

Finalizada la asamblea, se entregó en el Concejo Deliberante un petitorio para que se interceda en defensa de los trabajadores de Sedamil y FyRsa, siendo que los empresarios aún no se han presentado. Juan Aguilar, presidente del Concejo Deliberante y concejal por Chubut al Frente, se comprometió a acercar las partes, poniendo a disposición los diputados provinciales de Chubut al Frente y adelantó que el gobernador Mariano Arcioni los recibirá en breve, sin precisar la fecha. Aguilar hizo mención al DNU de Fernández, en el que se prohíben los despidos y suspensiones, pero a la vista, es solo una medida vacía. El jueves habrá una reunión multisectorial, en la que se hará presente el intendente Maderna, y Cárdenas, secretario gremial de AOT. Cárdenas, le pidió a los concejales salvar a la empresa y evitar la politización del conflicto. Señalamos los límites de abordar una salida administrativa del conflicto. Esto muestra a las claras la intención de evitar expresiones de lucha activa, que será el canal que más cerca del triunfo nos deposite. Cárdenas evita ligar al conjunto de los textiles en la lucha por el salario, para no confrontar con el gobierno.

En ese mismo sentido se ubica la ausencia de Luis Núñez, quien conduce la CGT-Virch y principal dirigente del Stia (sindicato de la alimentación) que, al tratarse justamente de sindicatos enrolados en la misma, denota una clara intención de aislar la lucha y romper con la coordinación que empieza a surgir desde las bases.

Desde el Partido Obrero, llamamos a reforzar la movilización para que el gobierno arbitre de inmediato las medidas para que se convoque de forma urgente a la patronal y le exija respuestas de inmediato. Además, debe brindar una partida de fondos para los trabajadores efectivos y no efectivos de 30 mil pesos. Se debe dar garantías de continuidad laboral. Se presenta la pulseada por quién paga la crisis en medio de la pandemia.
Expresamos nuestro completo apoyo a las luchas en curso. Es necesaria la realización de un Congreso de Delegados de base, que discuta un plan de lucha unificado, con una salida para las mayorías, para que finalmente esta crisis la paguen los capitalistas. No a la megaminería extractivista. Por un impuesto al gran capital, destinado a cubrir las necesidades urgentes de las mayorías, administrado por los trabajadores. #SinSalariosNoHayCuarentena.

 

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios