fbnoscript
22 de mayo de 2020

El Polo Obrero mendocino movilizó a distintos municipios

Con hambre y frio no hay cuarentena.

En las mañana del día jueves concentraciones del Polo Obrero mendocino llevaron reclamos a los principales municipios del Gran Mendoza y el este provincial, donde los funcionarios de Desarrollo Social se hicieron eco del reclamo de miles de familias que están pasando una cuarentena muy dura en los barrios.

Esta jornada ha sido solo el comienzo de un plan de lucha más profundo, exigiendo que Suarez y sus funcionarios atiendan los reclamos de miles de familias, y no a las demandas de los bonistas y especulares que ya se llevaron 3.100 millones de pesos en concepto de deuda.

La predisposición a participar de la jornada se mostró en los preparativos y reuniones previas de delegados/as, en las cuales se expresó que las asambleas estaban dispuestas a "ir con todo" este jueves. Por ello, el frio y la lluvia no hicieron dudar ni por un momento a los compañeros, lo cual está demostrando un ímpetu a recomponer mediante la lucha una situación que es desesperante por la crisis.

Este mensaje fue recibido por los funcionarios, quienes atendieron a los compañeros, pero no asumieron ningún compromiso concreto. Si se han abierto posibles mesas de negociación en los principales municipios.

Es de destacar que la “tranquilidad” del Departamento de Rivadavia, a cargo de Ronco, fue sacudida por una concentración piquetera, la cual logró que varios funcionarios se pusieran en contacto con los/as compañeros/as.

Repudiamos enérgicamente una respuesta xenófoba del funcionario peronista de la comuna de Maipú, quien manifestó que “no iba a dar ninguna ayuda a personas extranjeras y bolivianas”.

Consideramos que aún resta sumar más esfuerzos y unificar un programa de reivindicaciones de todo el movimiento de desocupados de la provincia en un plan de lucha, contemplando la perspectiva de un congreso de trabajadores ocupados y desocupados y de todos los sectores afectados por la crisis.

A ponerle todo y así lograr conquistar todos nuestros reclamos.

 

 

En esta nota:

Compartir