fbnoscript
22 de mayo de 2020

Acoplados Salto: los trabajadores se plantan

La importante metalúrgica Acoplados Salto, que volvió a su plena actividad en la primer semana de abril y que viene realizando negocios millonarios, les comunicó a sus empleados de forma oral, el mismo día de cobro correspondiente a la segunda quincena de abril, que esta no iba a ser depositada por la empresa ya que por haber accedido al beneficio del Estado (ATP), la misma debía ser depositada por Anses. Ante semejante impostura, los trabajadores se declararon en asamblea permanente exigiendo el cobro de la quincena.

Esta medida dividió al cuerpo de delegados: los más ligados a la patronal llamaban a volver al trabajo, mientras que los otros, al ver qué la asamblea se iba a imponer por sobre ellos, terminaron por acompañar la medida mayoritaria.

Finalmente el reclamo tuvo éxito, la empresa depositó la quincena y no solo eso. A la semana siguiente, por la contundencia y la firmeza que mostraron los trabajadores, la patronal pagó incluso las horas caídas por la asamblea.

Los directivos de la seccional UOM Pergamino, que aparecieron para "ordenar el reclamo" y sumarse los "porotos" de la lucha, plantearon que la medida tomada era extrema y que desde la seccional podían resolver el conflicto. Ahora promete negociar con la patronal un premio por trabajar durante la cuarentena. Pero lo hace en el contexto de paritaria cero y ganancias impresionantes de la empresa. Todo de forma inconsulta con los trabajadores, que desconfían, con razón, de los directivos la ésta seccional, ya que nunca respondieron en defensa de los trabajadores y se borraron en la última etapa de despidos en la fábrica.

Las bases tienen memoria

Acoplados Salto atravesó varias situaciones de conflicto con diferentes experiencias de organización sindical. En el último tiempo, en medio de despidos y con una campaña directa por parte de los dueños de la empresa contra los delegados clasistas, la interna quedó conformada por delegados más conciliadores con el gremio y la empresa, lo que fue un revés para el activismo.

Hoy la reacción conjunta de los trabajadores muestra que los métodos que defendió el activismo siguen latentes y estos deben ser defendidos y mantenidos por ellos, más en estos momentos donde la especulación y la rapiña de las patronales atacan al conjunto del movimiento obrero, como lo muestran las olas de despidos y suspensiones o los intentos por aplicar de hecho una reforma laboral. Todo esto con el acompañamiento de las direcciones sindicales entreguistas, como las de Caló y compañía.

No es casual que en los lugares donde se lograron avances o triunfos el factor común hayan sido las asambleas, o sea, la deliberación colectiva que puso en alerta a los trabajadores y su acción.

Los trabajadores de Acoplados Salto mostraron que no olvidaron los métodos que supieron defender. Profundicemos la organización obrera para hacer valer nuestros reclamos y fortalecer nuestra lucha.

 

En esta nota:

Compartir