fbnoscript
17 de junio de 2020

Mendoza: Suárez denuncia penalmente a obrero contagiado

Los trabajadores vitivinícolas fueron enviados a trabajar sin protección; repudiamos la persecución del gobernador.

En las últimas horas se difundió en los medios la denuncia penal realizada por el gobernador Suárez y sus funcionarios al “paciente 98″ de Covid-19, trabajador vitivinícola de Maipú.

Desde el gobierno provincial se festejó con bombos y platillos esta acción punitivista en los principales medios provinciales, ya que la causa contra este paciente (trabajador bodeguero) se logró consumar por los datos que el entorno brindó para lograr lo que el gobierno denomina “investigación epidemiológica”.

Días atrás, ante otro caso, el mismo Suárez se quejaba a través de una conferencia de prensa de no poder establecer con exactitud los nexos de los contagios, responsabilizando al entorno por negarse a compartir información.

Es central la responsabilidad del gobierno por la exposición de todos los trabajadores vitivinícolas ya que, por pedido de Cambiemos, estuvieron exceptuados de la cuarentena, con prácticamente ningún elemento de seguridad que los protegiera de la pandemia y con el único fin de poder mantener la rentabilidad de los grandes grupos bodegueros.

Esta situación deja al descubierto que el gobierno busca apuntar contra este trabajador, como si el mismo se hubiera contagiado porque el virus cayó del cielo, tratando de anular allí toda posibilidad de cuestionamiento a los protocolos de seguridad que brinda la bodega donde este operario presta tareas y la posibilidad de que se haya contagiado por la exposición de sus tareas. O sea, el gobernador traslada al trabajador la responsabilidad del gobierno y de la patronal en el contagio.

La Coordinadora Sindical Clasista apoya activamente el reclamo del conjunto de los trabajadores vitivinícolas de una medida gremial urgente, la cual tiene que incluir la suspensión de las tareas en todas las fábricas que no sean realmente esenciales a las necesidades sociales, y la constitución de comisiones de higiene y seguridad, electa por sus trabajadores, que garanticen verdaderos protocolos que cuiden la salud y vida los mismos; así como también un salario mínimo igual a la canasta familiar y la garantía del pago del 100% del salario.

Reclamamos el inmediato desprocesamiento del trabajador bodeguero (conocido como el paciente 98), como de todo trabajador. El Estado es responsable de la salud del pueblo y no puede volcarse a perseguir a los expuestos que se contagian por la desidia patronal y en un marco de desmantelamiento total de la salud con sus propios trabajadores precarizados y en lucha por el pase a planta efectivo y pago de sueldos y aguinaldos

La jornada del sindicalismo combativo este martes 16 en la explanada de la Casa de gobierno expresó más que nunca la necesidad de un congreso de delegados y trabajadores de base, para imponer un programa de salida a la crisis, es la deuda o la vida.

 

Compartir