fbnoscript
20 de junio de 2020

La Nirva: acción de lucha de lxs trabajadores en La Matanza

A casi 9 meses de dejar de cobrar sus salarios, lxs trabajadores de la alimenticia Productos La Nirva, acompañados por el Suteba Matanza y organizaciones solidarias, entre las que se encuentra el Partido Obrero de La Matanza, se manifestaron este viernes 19 de junio en las puertas de la Subsecretaría de Trabajo de San Justo, para reclamar por los salarios adeudados y exigir una solución a la problemática que vienen sufriendo desde que Matías Pérez Paradiso se hizo de la empresa en 2017.

Allí  hicieron entrega de una carta con los reclamos. En la misma describen la dramática situación en la que se encuentran por no cobrar los salarios y que se agrava con la cuarentena, a raíz de la pandemia. El planteo central de lxs trabajadores es que los dejen producir, es decir trabajar.

También denuncian en la carta la estafa por parte de la empresa de entregarles cheques sin fondo. Dichos cheques eran para cobrar luego de 60 y 90 días a partir de haberlos recibido, pero al momento de ir a cobrarlos, estos no tenían fondos y la patronal les había otorgado las vacaciones. El golpe no fue solamente económico sino también emocional, ya que todos dependían de ese dinero.

Los trabajadores se mantienen en “asamblea permanente”, luego de que en la audiencia del 2 de junio el Ministerio de Trabajo diera por “caídos” los acuerdos firmados por la patronal, al haber sido estos incumplidos.

Pero esos incumplimientos que se acumulan al igual que la deuda salarial no tuvieron ninguna sanción por parte del organismo. Si bien podría multar a la patronal, los funcionarios mismos aducen que no serviría de nada, ya que saben que la patronal no pagaría las multas. Por otra parte, no recurren a la justicia porque una investigación demostraría quién es el dueño, que viene de quebrar más de una empresa.

El Estado, que debería garantizar que la patronal cumpla con sus obligaciones de los más de 60 trabajadores (en su mayoría mujeres); con el pago de los salarios, como así con los aportes de las cargas sociales, etc., dice no poder. Sin embargo, sí amedrenta a los trabajadores a través de sus instituciones, enviándole la policía, órdenes de “inspección”  y toman denuncias penales contra ellos, cuando lo único que están haciendo es defender sus puestos de trabajo.

Lxs trabajadores de La Nirva han demostrado tener una enorme fortaleza para luchar y defender sus derechos, y enfrentarse así a una patronal perversa que, amparada bajo el ala del Estado, se cubre de cumplir con sus obligaciones.

Así también vienen luchando los trabajadores de Penta, Kimberly Clark, la Ex Ansabo y tantos otros. Estos trabajadores defienden sus puestos de trabajo porque las patronales han llevado en forma deliberada a los cierres de fábricas. Luchan contra un Estado que en sus diferentes organismos y representantes políticos van al salvataje de los capitalistas, como lo vemos con Vicentin.

El rol de la dirección del sindicato pastelero es completamente funcional a la política de la patronal. En un cuadro de despidos en todo el gremio, se impone la necesidad de un paro de todos los trabajadores del sector en defensa de los salarios y los puestos de trabajo de lxs trabajadores de La Nirva.

Para que la crisis no la paguen los trabajadores, debemos organizarnos con un programa independiente de los gobiernos y de las burocracias sindicales. En esa línea se inscribe la acción del Plenario del Sindicalismo Combativo el pasado  16 de junio a lo largo y a lo ancho de país.

¡Fuerza Compañerxs de La Nirva!

 

Compartir