fbnoscript
20 de junio de 2020

Así se vivió la jornada de lucha del 16 de junio en Mendoza

Se abre una perspectiva para los luchadores.

La jornada de lucha del sindicalismo combativo, del pasado 16 de junio, tuvo una gran repercusión en el país y Mendoza no estuvo fuera de ella. Cientos de luchadores se concentraron en un acto en la explanada de Casa de Gobierno para exigir que no seamos los trabajadores quienes paguemos la crisis.

El gobernador Rodolfo Suárez (UCR-Cambiemos) ha anunciado que pagará los aguinaldos de los estatales a partir de septiembre, y acto seguido desembolsó 380 millones de pesos para pagar deuda. La denuncia de esta contraposición ha sido el hilo conductor de quienes intervinieron e impulsaron la jornada. Esto resultó un impulso a la acción que se venía preparando desde antes.

Un reagrupamiento necesario

En la concentración del 16 confluyeron los sectores que ya venían, cada uno por su lado, generando acciones de lucha contra el gobierno en exigencia de sus reclamos. No es un dato menor, ya que el acto se transformó en una verdadera tribuna de las y los luchadores mendocinos.

La convocatoria en primera instancia la lanzó el Sitea (estatales autoconvocados), que viene reagrupando a los sectores antiburocráticos. Así se hicieron presentes los municipales de Guaymallén, del Casino de Mendoza y de la ATM (Administración Tributaria Mendoza), todos sectores fuertemente atacados por el gobierno durante la cuarentena.

La seccional de Las Heras del Sute (Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación) resolvió en su plenario de delegados la participación en la jornada, no sólo por la recomposición salarial y el aguinaldo, sino ante la superexplotación que generan las clases virtuales donde no hay horarios fijos y deben poner dinero de sus bolsillos para garantizar la conectividad. Estos reclamos ya habían motivado una acción propia unos días atrás.

La Asamblea de Prestadores del Hospital Central también votó participar. Llevaron sus banderas contra la precarización en el Estado, las mismas que vienen levantando hace meses en los hospitales y con las que lograron que Suárez deba reconocer que es inadmisible tener a 2.100 trabajadores de la salud en esas condiciones y anunciara públicamente el pase a la planta interina.

También participaron los incansables compañeros y compañeras del Polo Obrero que vienen de jornadas de lucha todas las semanas, expresando una gran disposición a pelear para recomponer sus condiciones de vida, peleando codo a codo con los trabajadores ocupados.

Esto es sólo el comienzo

Va quedando cada vez más clara la voluntad de pelear de las y los trabajadores y la tenacidad con la que se va forjando un reagrupamiento de los luchadores. Suárez también toma nota y por eso el acto fue custodiado muy de cerca por la policía provincial que intentó dispersar la medida con amenazas de imputaciones y multas.

Desde la Coordinadora Sindical Clasista (CSC) pondremos todos los esfuerzos en consolidar este proceso de organización que vuelve a poner a los trabajadores mendocinos en la escena pública. No podemos seguir siendo los trabajadores quienes paguemos la crisis con despidos, recortes salariales y ahora también con contagios de Covid, porque la economía se reactiva cuidando las billeteras de los empresarios pero no la salud de los trabajadores. Desde la CSC impulsamos desde todas nuestras posiciones un plenario de base de todos los estatales que discuta un plan de lucha unificado por la conquista de las reivindicaciones del movimiento obrero.

A seguir este camino.

 

Compartir