fbnoscript
22 de junio de 2020

La justicia demora el inicio del juicio por la violación y asesinato de Cielo López

La teleaudiencia realizada el jueves 19 negó la participación a familiares y concluyó sin fijar fecha.
Por María del Valle Aibar
Plenario de Trabajadoras Plottier.

Días atrás, el viernes 19, tuvo lugar una teleaudiencia en el marco de la causa por el crimen contra la joven Cielo López -quien fuera violada y asesinada en 2019-, que vuelve a mostrar la política de dilación del juicio por parte del poder judicial de Neuquén.

Cielo López, de 18 años, fue violada, asesinada de un golpe en la cabeza y luego descuartizada el 13 de septiembre de 2019. Unos pescadores encontraron parte de su cuerpo en el río Limay, a la altura de China Muerta. Las muestras de semen, el análisis de las comunicaciones de celular y los rastros de sangre de la joven en la casa de Alfredo Escobar, lo implican a este directamente. Escobar se encuentra en prisión preventiva, acusado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y homicidio doblemente agravado.

La causa fue elevada a juicio por jurados y tenía fecha de realización del 4 al 8 de mayo del corriente año. Pero, en el contexto de pandemia y de las medidas tomadas al respecto, el juicio fue postergado sin fecha. Luego de ello tuvo lugar la teleaudiencia del viernes 19, donde no solo no se fijó fecha de inicio sino que se impidió la participación de la hermana y familiares de Cielo y de las organizaciones que luchan por justicia -que hubiera sido clave para reclamar que se arranque de una vez.

Pese a tener los 40 testigos en condiciones para declarar, la justicia continúa con la dilación de juicio, ahora con el argumento de la falta de un protocolo -cuando ya han pasado más de 90 días de iniciada la pandemia.

La demora y la falta de fecha de juicio representan otro ataque del Estado al movimiento de mujeres que reclama justicia por Cielo. Este mismo Estado es el principal responsable de la vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres.

Por ello, luchamos por el aumento del presupuesto para los programas asistenciales, casas refugio y subsidios para las mujeres violentadas. Está a la vista que los ministerios y secretarías de la Mujer, así como otros inventos estatales, no ponen en marcha más que demagogia criminal cuando se trata de nuestras vidas. Los organismos para la protección de las mujeres violentadas no pueden estar en manos de los gobiernos responsables de la violencia y el ajuste, porque su orientación social y política es antagónica a la de las mujeres trabajadoras.

La justicia por Cielo, como así la lucha contra la violencia y los femicidios, necesita de un movimiento de mujeres que se organice en forma independiente y con organismos propios. Es precisa la constitución de Consejos Autónomos de las Mujeres, electos por las mujeres mismas desde los 13 años, con mandatos revocables y un programa resuelto por las luchadoras. Que luche por la separación de la Iglesia del Estado, por el aborto legal, por la asistencia integral a las mujeres violentadas, por el desmantelamiento de las redes de explotación sexual y trata de personas.

Exigimos justicia por Cielo López; basta de dilaciones. Ni una menos; el Estado es responsable.

En esta nota:

Compartir