fbnoscript
22 de junio de 2020

Rosario: la policía detiene y tortura a jóvenes por jugar a la pelota

Un informe presentado por distintas organizaciones sociales y de derechos humanos de Rosario reveló el martirio que vivió todo el barrio Casiano Casas cuando una veintena de móviles policiales desplegó una obscena y violenta persecución contra lxs vecinxs, porque un grupo de jóvenes y niñxs estaba jugando a la pelota en la canchita (de Casiano Casas y Larrechea). Hubo heridos y detenciones.

Cuatro personas fueron detenidas y trasladadas a la seccional 10, incluyendo un menor de edad. Una vez allí sufrieron en carne propia la prepotencia y la impunidad de la policía de Santa Fe. Maltratos, golpizas, apremios y actos de tortura, que derivaron en que un joven quedara con fracturas de nariz y costillas. Se los aisló totalmente, sin dar intervención al servicio público de defensa penal ni permitirles contratar un abogado particular. Quedaron incomunicados y a merced de una policía conocida por sus abusos de poder.

Uno de los abogados de las organizaciones que difundió el mencionado informe sostuvo que “en ese raid represivo capturaron solo a uno de los pibes que estaba jugando al fútbol, que fue el que se llevó la peor parte. También aprehendieron al primo de este chico, que solo se había acercado para ofrecerle el DNI y el barbijo, y a la madre que salió a interiorizarse con lo sucedido. Por último, el cuarto detenido es alguien que solo estaba mirando”.

La juventud de los barrios y villas más empobrecidas de Rosario, además de sufrir el desempleo, la precarización laboral y la pobreza, sufre los abusos de la policía de Santa Fe, que bajo la excusa de “hacer cumplir de cuarentena” han comenzado una avanzada en los barrios. Muestra así el poder que han cosechado fruto de sus estrechos lazos con las bandas delictivas que operan y hacen estragos en la región.

Desde el Partido Obrero repudiamos este y todos los atropellos de los que son víctima la juventud y les trabajadores en manos de las policía. Reclamamos el juicio y castigo a los responsables. Basta de militarización y represión.

 

En esta nota:

Compartir