fbnoscript
23 de junio de 2020

Chaco: abajo la jubilación forzada a los docentes

Por Leo Grab

Mientras el gobernador, Milton Capitanich, se pasea por la provincia, haciendo reuniones, sin responder ni dar respuesta a ningún sector, viene generando una política de ajuste atroz; para el sector docente no hubo ningún aumento, ni siquiera cumplió con el compromiso asumido de sostener y pagar la cláusula gatillo para este año, no hay designaciones de docentes, la obra social InSSSeP (Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos) no está atendiendo y ningún sindicato dice algo a respecto.

Ahora, tienen en la gatera legislativa un proyecto de ley sobre Jubilación Especial Obligatoria para “los agentes docentes que cuenten con sesenta años (60) cumplidos al 31 de diciembre y que hayan aportado entre 15 y diecinueve años de aportes".

Con esto, el Estado chaqueño propone seguir profundizando el ajuste, porque si hace veintiséis años nos quitaron el régimen de retiro docente y, pese a los reclamos permanentes, no lo han restituido jamás, otorgar jubilaciones que alteran el normal uso y ejercicio del derecho previsional rompe el equilibrio del régimen especial docente. No está diagramado para “beneficiarnos” a los trabajadores de la educación. Si tomamos el retiro aplicado para la fuerza seguridad ley 800 H artículo 112, un docente con 16 a 20 años  de aporte cobraría un 60% y de 21 a 24 años el 70% de lo que percibe el trabajador activo, y no el 82% móvil. Por otra parte, el proyecto menciona la ley 1596-H para el ingreso de períodos faltantes; esta ley en su artículo N° 4 dice que el trabajador que no complete los años de servicios requeridos aportará el once por ciento (11%), por lo tanto un docente al que lo jubilen de oficio y tenga de aportes menos de 20 años percibirá el 49% del total que percibía como activo.

Por otra parte, nuestra caja previsional ya viene siendo desfinanciada; por ejemplo,  dictaron la ley 7820/16 (de liberación del tope jubilatorio para que el InSSSeP pague suculentas jubilaciones privilegiadas a la fecha de más de $ 350.000 (por supuesto no para los afiliados rasos…). Quieren sumar nuevos pasivos, superando los activos y desfinanciando más nuestra caja, preparando el camino a la armonización a la caja nacional y perdiendo nuestro régimen jubilatorio.

Este proyecto de ley plantea un fuerte ajuste, disfrazado por una pandemia, donde el Estado dice que busca proteger a la tercera edad pero, más que protegerla, sigue estafándola. Los trabajadores no podemos permitir estos atropellos.

Sin embargo, el lunes pasado, los portales anunciaban que Capitanich iba a retirar los proyectos presentados, un total de 53, para, supuestamente, “descomprimir la actividad legislativa” (Hdpnoticias.com.ar, 15/6). Empero, eso no retira las intenciones del gobierno de llevar adelante una reforma previsional, sino que parece otro acto demagógico del gobernador. Por lo tanto, llamamos a lxs docentes a mantener un estado de alerta para frenar las jubilaciones anticipadas.

 

Compartir