fbnoscript
23 de junio de 2020

Río Negro-Neuquén: la burocracia del empaque de la fruta abandona a los y las trabajadoras

A organizarnos para recuperar el sindicato, con una orientación independiente.
Por Cristian Yañez
Delegado del empaque de Río Negro

Marco Bielma, actual secretario general de Soefrnyn (Sindicato de Obreros y Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén) estuvo presente en los últimos días en Villa Regina, provincia de Río Negro, donde se encuentra la seccional sindical más grande del gremio. Aunque según sus palabras, en una entrevista a una conocida radio local, el eje central de su visita fue buscar una solución al conflicto de los y las trabajadoras del empaque de La Reginense, aun hoy en lucha, en realidad Bielma opera, e intenta contener y desviar, sobre la organización del sector en lucha independiente que afloró en localidades de ambas provincias.

La burocracia pro-patronal

Esa organización, que Bielma intenta quebrar, fue independiente de la actual conducción sindical producto de la orfandad en la que se encuentran los y las trabajadoras del empaque hace décadas. En primer lugar, hay que mencionar que Marco Bielma, antes de ser hoy secretario general fue tesorero de la gestión del ex secretario general Rubén López, quien terminó investigado por enriquecimiento ilícito a costillas del sindicato y la obra social.

En segundo lugar, Bielma y compañía no se caracterizan por la combatividad ante la patronal sino más bien por todo lo contrario: llamarse a silencio en todas las luchas. Esta temporada, cuando en medio de la pandemia Covid-19, siendo incluso delegado del empaque Teorema de Villa Regina y luego de acompañar una asamblea que votó parar la producción, por decir la verdad ante la falta de medidas de seguridad fui suspendido, recibiendo los descuentos de la patronal. En Centenario, en empaque La Flor, una asamblea de similares características decidía parar y votaban irse a sus casas, también, recibiendo descuentos de la patronal. En el caso del empaque La Reginense, en más de tres meses de lucha, Bielma apareció solo al final, cuando la situación se destrababa. Otro caso es el de La Deliciosa, donde los y las trabajadoras tomaron el empaque hasta recibir sus salarios adeudados, una situación que se repite ante la mirada silenciosa de la actual conducción sindical.

A todos estos boicots de la actual conducción, hay que sumar algunas declaraciones surgidas de estas visitas a Villa Regina, que terminan por dar cuenta del perfil pro-patronal de Bielma y su conducción sindical. Consultado por las deudas de alguna patronal sobre los aportes de trabajadores y trabajadoras para con el sindicato, que por ejemplo hace que se suspendan las prestaciones médicas, Bielma sentencia: “Es millonaria, millonaria”, en referencia a la expatronal de La Reginense.

La temporada cada vez dura menos, según afirman los y las propias trabajadoras. Se han cerrado la Clínica Regina y nuestra farmacia en Villa Regina. El subsidio interzafra (limitado e insuficiente) propuesto por el secretario general en audios de WhatsApp, para los meses de postemporada, termina siendo otra entrega. Bielma termina mandando a cada trabajador y trabajadora a batallar por este, sin presentar un programa claro e integral.

A organizarnos para recuperar el sindicato

Las salidas planteadas por la actual conducción del gremio para los y las trabajadoras son una vía muerta y solo perfilan mayores avances patronales sobre los derechos adquiridos. De hecho, la situación que tanto Bielma como Santibáñez (secretario general de la seccional Villa Regina) confirman, respecto de las deudas millonarias de la patronal, no hace más que ratificar el escaso compromiso que tienen estas personas para con cada trabajador y trabajadora. De hecho, la obra social se encuentra sin cubrir a miles gracias a las “deudas millonarias” de las patronales y no se ha planteado una sola jornada de lucha de todo el gremio, un congreso de delegados, o asambleas en rechazo a este avasallamiento patronal.

Queda planteada, gracias a las grandes organizaciones obreras e independientes en varios empaques y al bandazo permanente de la actual conducción sindical de Soefrnyn, la necesidad de comenzar a debatir colectivamente esta situación y plantear la construcción de una salida propia. De cara a una nueva temporada, y sabiendo que quedan meses de incertidumbre, existen medidas, como una cobertura de salud verdadera sin límites, o un subsidio interzafra sin restricciones y no menor a $30.000 para afrontar la cuarentena y la incertidumbre que plantea la actual conducción sindical.

Pongamos en pie un Soefrnyn de los y las trabajadoras.

 

Compartir