fbnoscript
25 de junio de 2020 | #1599

Enfrentemos la ofensiva contra los trabajadores

En todos los medios del país desfilan la UIA y todas las cámaras patronales, contando historias lacrimógenas sobre cómo la cuarentena los tiene al borde de la quiebra.

Esta campaña mediática concertada (y muy cara) tiene varios objetivos.

Presionar para que, pese al fuertísimo aumento en los contagios, siga rigiendo el pleno funcionamiento de la industria y el comercio que rige hoy. O sea, que se mantengan las condiciones que generan el brote.

No importa que 400 contagiados en supermercados fueron detectados en el área metropolitana.

Otro objetivo es lograr más beneficios y subsidios del Estado, sin mostrar los movimientos reales de sus cuentas. Como Vicentin, el conjunto de la clase capitalista está llena de maniobras de vaciamiento, fugando sus capitales y pidiendo que se rescaten las deudas que han tomado.

El gobierno ha reculado en cada medida que afectara algún interés empresarial, desde la intervención de Vicentin a la votación de un impuesto a las grandes fortunas.

Finalmente, los trabajadores sabemos por experiencia que cuando la patronal llora sobre sus ingresos, prepara un zarpazo contra los empleados.

La UIA anunció que la mayoría de sus empresas tendría problemas para pagar sueldos y aguinaldos. Se trata de una extorsión y otro golpe a los trabajadores. El Estado los incitó al anunciar su propio pago en cuotas.

Se mantiene la reducción salarial pactada por el gobierno, la CGT y la UIA. Siguen postergando las paritarias. No se respeta la prohibición de despidos. Solo en el primer trimestre, los cesanteados aumentaron en 300 mil, respecto del trimestre anterior, cuando todavía no había empezado la cuarentena.

Los trabajadores tenemos que entrar en escena, a defender nuestros puestos de trabajo, el salario, el aguinaldo y la actualización que corresponde a los aumentos de precios.

La CGT y el gobierno están en la mesa donde esta ofensiva fue acordada. Incluso Facundo Moyano se ha pronunciado en favor de una reforma laboral, al igual que Cavalieri. Aclarando, eso sí, que su padre piensa igual. Y la burocracia de APA frenó la lucha de los 1.700 despedidos de Latam.

Sólo la acción independiente de los trabajadores abrirá una salida. Como en el puerto de Buenos Aires; en la Algodonera Avellaneda; el Sutna, que para sus plantas cuando se incumplen protocolos; los Suteba Combativos y Ademys, o los docentes de la UBA, que votaron en la asamblea de AGD parar en defensa del aguinaldo el próximo 3 de julio. El Plenario Sindical Combativo impulsó este rumbo en su jornada nacional del 16.

 

Compartir