fbnoscript
25 de junio de 2020

Centro Médico Talar: “Los contagios crecieron porque no cumplen los protocolos y no cuidan a los trabajadores”

Entrevistamos a Ruth Leites, representante de las y los trabajadores del Centro
Por Corresponsal

Entrevistamos a Ruth Leites, representante de las y los trabajadores del Centro Médico Talar, que fue despedida luego de reclamar por las condiciones de trabajo y salubridad. Ruth, fue despedida con otras dos compañeras que también fueron elegidas representantes. En el Centro Médico Talar ya hay 39 trabajadores contagiados, además de familiares. Una de ellas se encuentra internada y es otra de las representantes que empezaron los reclamos dentro del centro médico.

¿Cuál es la situación del Centro Médico Talar?

Actualmente somos casi 40 contagiados, el número exacto lo tiene el director de la clínica y con el sistema nacional de seguimiento de casos, también lo saben las autoridades sanitarias, pero a los trabajadores no nos informan. Nosotros sabemos que somos 40, por el contacto que tenemos con mis compañeros a través de los grupos de whatsapp. Al mismo tiempo tenemos 10 internados y a esto se suma una lista de familiares.

¿Qué medidas se tomaron frente a los contagios?

Las primeras denuncias que hicimos sobre la situación del centro Salud eran porque teníamos 20 infectados y no teníamos las condiciones de seguridad y protección. Los contagios crecieron porque los protocolos que se utilizaban, eran manejados al antojo de la empresa y no tenían en cuenta el cuidado de los trabajadores, como los síntomas de los chicos de limpieza, que se encargaban de la fumigación de las áreas donde estaban los pacientes contagiados, sin ninguna protección, ni especializados para eso. A esos chicos nunca lo hisoparon, porque sino tenían que quedarse en su casa y entonces la clínica se quedaba sin personal, como también sucedió cuando los enfermeras empezamos a tener síntomas y nos obligaba a trabajar igual.

La clínica nos abandonó, porque cuando empezaron los contagios, no hicieron las denuncias a la ART, no pagaban nuestra obra social, entonces tampoco recibíamos la asistencia. A partir de los reclamos y las denuncias, fuimos elegidas cuatro compañeras para representar a los compañeros. Tuvimos reuniones con el directorio, donde presentamos todos los reclamos, aunque no nos reconocían. No queríamos que nadie termine como Flavia, compañera nuestra, con un respirador por estar contagiada

¿Cuál es la actitud de las autoridades sanitarias?

Desde el Ministerio de Salud, se llevaron los libros de enfermería en las últimas semanas, pero cuando ya éramos 40 los contagiados. pero no hicieron más nada. En la reunión que tuvimos con el director nos dijo que los protocolos y los elementos de seguridad habían sido aprobados por las autoridades sanitarias municipales y lo mismo cuando fueron inspeccionados, pero los contagios siguieron aumentando.

¿El sindicato de Sanidad que hizo frente a las denuncias de ustedes?

El sindicato jamás se acercó a la clínica, aunque somos 300 trabajadores y el 90% afiliados. Nunca tuvimos ni un diálogo. Dejaron pasar que la clínica haga lo que quiera con nosotros. El grupo Basa, que es una enorme corporación con 18 sanatorios y clínicas en todo el país, adquirió la clínica hace un año y medio y no cumple con nuestro convenio de trabajo. Nos hacen trabajar en las guardias de enfermería gratis y encima ahora nos despiden cuando reclamamos condiciones de trabajo y seguridad.

¿Por qué fueron despedidas?

Por reclamar por nuestras condiciones de trabajo y de salud. Nuestros despidos son utilizados por la empresa para que el resto de los trabajadores tengan miedo a levantar la cabeza para reclamar. Los empresarios están dando un ejemplo no solo a los trabajadores del centro que no hay que reclamar, sino al conjunto de los trabajadores. Pero con las acciones de concentración y movilizaciones vamos a revertir esta situación. Ahora el ejemplo se lo vamos a dar nosotras que nos plantamos ante despidos arbitrarios.

¿Cómo siguen la lucha?

El Jueves 25 de junio, nos vamos a concentrar en la puerta del centro de Salud para pedir por nuestra reincorporación, como seguir por el reclamo de que se cumplan las condiciones de cuidado de los trabajadores. No queremos que sigan los aprietes y la persecución a los compañeros.

Compartir