fbnoscript
25 de junio de 2020

CABA: Larreta paga en cuotas el aguinaldo del 90% de docentes y municipales

La Coordinadora Sindical Clasista de CABA realizará un plenario abierto en defensa del pago en tiempo y forma del aguinaldo el 4 de julio.

La ofensiva contra el aguinaldo anunciada por el presidente Alberto Fernández llega a la Ciudad de manera agravada a través de un decretazo de Larreta que establece el pago en cuotas del aguinaldo de los docentes y municipales. Afecta a todos los trabajadores con salarios en bruto de $50.000, por lo tanto, trabajadores con un salario de pobreza apenas arriba de 40.000 pesos de bolsillo ya entran en la cuotificación. Solo quedan exceptuados los trabajadores de la salud, bomberos y policías.

El anuncio es un nuevo mazazo, luego de que el congelamiento de las paritarias determinó la pérdida de poder adquisitivo mes a mes y después de que se dispusiera el servicio público en tareas de atención a la pandemia para la totalidad de los trabajadores no esenciales, exponiéndolos a los contagios que crecen de manera exponencial.

Larreta había intentado meter el pago de salarios en cuotas con la ley de emergencia, el famoso “artículo 19” que fue borrado de la letra de la ley luego de la indignación que recorrió todas las dependencias y de una movilización protagonizada por sindicatos independientes como Ademys, la asamblea de residentes y concurrentes de Caba y agrupaciones de izquierda.

Ahora, sin ese aval ni legislativo ni sindical, pretende avanzar por decreto, apoyado en las medidas antiaguinaldo tomadas por Fernández y Kicillof.

El otro punto de apoyo para esta ofensiva es la parálisis completa de la burocracia sindical porteña que no ha pasado de sacar amargos comunicados lamentando estas decisiones, mientras el repudio de los trabajadores a estas medidas es masivo. Esto vale para la directiva peronista de Sutecba (sindicato de trabajadores del gobierno de la Ciudad), socio vitalicio de los gobiernos macristas, pero también para el ala kirchnerista de ATE y la UTE que han rechazado tomar medidas.

En la vereda opuesta Ademys realizó un paro virtual y una movilización llamando a un plan de lucha para derrotar el decretazo. Es el camino que debemos seguir para que los trabajadores no paguemos la crisis.

La excusa de los tres gobiernos es la caída de la recaudación que se ha derrumbado por la crisis agravada por la pandemia. En la Ciudad, la caída interanual en marzo fue del 37% que se recuperó parcialmente en abril, con un aumento del 20% interanual en términos reales, a partir de la apertura generalizada de comercios dispuesta por Larreta y aprobada por Fernández.

Es claro que la receta para paliar la crisis para Larreta, Kicillof y Fernández es exponer a los trabajadores a través del desmantelamiento de la cuarentena –los resultados en términos de avance de los contagios están a la vista- o atacar los salarios de los trabajadores del Estado. De afectar a los grandes grupos capitalistas ni hablar. Larreta no dispuso ninguna modificación impositiva para afectar a los bancos, la especulación inmobiliaria o el pago de la deuda externa, como sí propuso en un proyecto Gabriel Solano del FIT-PO. Y Fernández viene de recular en chancletas con la expropiación de Vicentin y de archivar el cobro de impuestos a las grandes fortunas –hoy el único proyecto presentado en ese sentido es el del Frente de Izquierda.

Pero la crisis no podemos pagarla los trabajadores sino los que se han beneficiado con enormes ganancias todos estos años, los capitalistas. Partamos de defender el aguinaldo, el salario y los puestos de trabajo, a través de un plan de lucha. Los sindicatos están entregados a la política de los gobiernos, debemos intervenir de manera independiente. Planteamos la realización de asambleas virtuales en todas las dependencias para votar un paro y un plan de lucha hasta derrotar a Larreta. Por el pago en tiempo y forma del aguinaldo, por la salud y el trabajo. Para impulsar esta lucha, la Coordinadora Sindical Clasista de la CABA realizará un plenario abierto el sábado 4 de julio.

 

Compartir