fbnoscript
25 de junio de 2020

Salta: brutalidad policial contra vecinos de Barrio La Paz

La policía de Sáenz-Pulleiro goza de total impunidad

Nuevamente la policía salteña ha protagonizado un escandaloso atropello y abusos, en esta ocasión en el barrio La Paz de la capital de Salta.

El ataque de la Policía se dio en medio de una reunión familiar, en un cumpleaños del hermano de una docente. Al finalizar la reunión, una pareja miembro de la familia, de regreso a su casa se topó con un operativo policial y decidió volver a la casa donde era la fiesta. La Policía los siguió e irrumpió dentro de la casa sin orden judicial, disparando balas de goma de manera indiscriminada. Las víctimas relatan que la Policía destrozó todo lo que había en la casa, literalmente la dieron vuelta. Como varios de sus familiares viven alrededor de donde sucedió el hecho, se llegaron al lugar a reclamar por lo ocurrido. Esto fue utilizado por la Policía para armarles un caso falso.

La policía detuvo a 9 personas. A dos no quisieron auxiliarlos, porque presentaban heridas graves. Incluso a un joven que dejaron tirado en el piso luego de balearle un ojo, y corre peligro de perderlo,  no lo detuvieron porque se constataría la brutalidad con la que actuaron. Como sucede en estos casos, las comisarias no les quisieron tomar las denuncias. Jorgelina Franco referente del Polo Obrero Sudeste, se reunió con los familiares y relató que cuando los familiares fueron a buscar a los detenidos, quedando dos menores en la casa, la policía volvió a entrar al domicilio para buscar los casquillos de las balas de goma. Despues de esa “limpieza” llego el CIF (Cuerpo de Investigaciones Fiscales), quienes por supuesto  no encontraron nada. Un claro acto de encubrimiento del accionar policial por parte del Ministerio Público.

También en zona Norte, en la madrugada del miércoles 17 de junio, en el barrio 17 de octubre, en la zona norte de la capital, un joven fue herido en la cabeza por parte de la policía. Al llegar al hospital San Bernardo donde debió ser internado y operado, el parte médico señaló hundimiento de cráneo.

La pandemia reforzó la impunidad

La violencia ejercida por la Policía en los barrios de Salta viene de mucho antes de la cuarentena, es así que muy cerca del barrio La Paz en el barrio Solidaridad, en 2018, fue asesinado de un disparo en la cabeza, Nahuel Salvatierra, de 17 años, en un verdadero fusilamiento a manos de efectivos policiales.

Pero Sáenz aprovechó la pandemia para profundizar el método y darle total impunidad a la Policía  para reprimir a la población, con el decreto 255/20, una expresión de la política que inauguró recién asumido con el nombramiento como Ministro de Seguridad  de Juan Manuel  Pulleiro, Comandante de la 5° Brigada de Montaña, bajo cuya responsabilidad  actúa esta Policía torturadora.

La acción brutal de la policía alcanza todo el territorio provincial, como se ve en la cantidad de denuncias en Rosario de La Frontera, con el joven que perdió un ojo en Cnel Ballivian por los balazos de goma recibidos, la golpiza a un joven en Olleros por no usar barbijo, la misma justificación utilizada en la detención y golpiza recibida por la joven Yanet García de barrio Puerto Argentino,  detenida una semana, por encontrarla fumando en la puerta de su casa sin usar barbijo.

En todos los casos el modus operandi continúa con la creación de causas graves como atentado a la autoridad, daños y lesiones a la Policía o coacción agravada, lo que les permite en complicidad con las fiscalías penales, detener a las victimas durante varios días e incluso semanas.

Para el régimen oligárquico, el Covid-19  no es un problema de salud al cual atender, sino una oportunidad para llevar a fondo una brutal regimentación social de los barrios obreros.

En esta nota:

Compartir