fbnoscript
26 de junio de 2020

Un ataque de las patronales de comercio a la Anses

Reducción de aportes patronales acordado con el gobierno nacional.
Por Corresponsal
La Naranja de Comercio - Córdoba

La Cámara de Comercio de Córdoba dio a conocer que por Resolución General N° 4.734 de la Afip se establece un nuevo beneficio para las patronales por el cual se reduce un 95% el pago de contribuciones patronales o una postergación de hasta dos meses de las mismas. Se trata de un claro ataque que el Ministerio de Hacienda hace a la caja de jubilaciones nacional (Anses) en favor de las patronales. Esta medida se suma a los continuos decretos presidenciales que están haciendo una reforma previsional de hecho.

Esto es el resultado del lobby político que los dueños de comercio hicieron a los actuales ocupantes de la Casa Rosada, ya que las ventas durante todos los meses de la pandemia superaron a las de Navidad, tiempos de prosperidad para las patronales beneficiadas como las de Alfredo Coto, Carrefour Argentina o los Jalil en Córdoba.

Por eso, este beneficio para las patronales en el caso de las cadenas de supermercados no tiene forma de justificarse, puesto que son empresas que no se han visto afectadas por la crisis sanitaria y económica en curso.

Envalentonados por el beneficio recibido es de esperar que las patronales vayan por más, en momentos en que de conjunto los capitalistas están planteando en los hechos una reforma laboral. Quienes debieran ocuparse de luchar para evitar esto, con Cavallieri, Muerza y Chacon a la cabeza, están más preocupados por escudarse para que no se ventilen sus fechorías y no van a levantar cabeza para poder seguir arreglando con el gobierno y con las patronales.

Basta de ataque a las jubilaciones

Ante la creciente cantidad de contagios, sobre todo en los supermercados del Amba, los trabajadores de comercio debemos rechazar de plano resoluciones que solo benefician al bolsillo de la patronal y dejan de lado a las y los trabajadores, que estamos en la primera línea.

Tenemos que impulsar las asambleas de base en todos los puestos de trabajo, para garantizar nuestra salud, defender el salario, y las jubilaciones. En ese sentido, un movimiento de las y los jubilados cordobeses se ha puesto en marcha. La unidad de activos y pasivos es clave para que se termine con la política de desfinanciar jubilaciones, para luchar por el 82 % móvil y un salario mínimo igual a la canasta familiar. Que la crisis la paguen los capitalistas.

 

Compartir