fbnoscript
26 de junio de 2020

“Con nosotros, el movimiento piquetero sigue vivo y vigente”

A 18 años de la masacre de Avellaneda entrevistamos a Cristina Mena, del MTR 12 de Abril.

¿Cuál es la vigencia de la lucha de Maxi y Darío?

Mientras exista el mundo divido en clases, desigual y alienante, opresores y oprimido, en este caso, dos luchadores del movimiento de desocupadxs, la lucha por nuestros derechos no perderá vigencia. Como parte de esa clase oprimida continuamos organizándonos con las herramientas aprendidas en largas jornadas de resistencia: cortes de rutas, piquetes, con asambleas democráticas de toma de decisiones y en unidad de acción junto a organizaciones hermanas.

2002 fue el año siguiente al Argentinazo. El movimiento obrero sufría uno de los mayores ataques del gobierno y la patronal, siempre acompañado de direcciones burocrática y entreguistas de conquistas histórica. La flexibilización laboral, trabajo en negro, desocupación masiva, cierre de grandes empresas, muchas de ellas recuperadas por lxs trabajadorxs, como Zanón, Bruckman, por decir algunas.

El 26 de Junio del 2002 una gran masa de desocupadxs ocupamos las rutas y todos los accesos. El epicentro fue el Puente Pueyrredón, que terminó con los asesinatos de Darío y Maxi. El 30 de septiembre del 2002 nacían las Asambleas Nacionales de Trabajadores y Desocupados (ANT) y en esa su primera asamblea, a pocos meses de la masacre del puente, votamos el primer gran plan de lucha.

¿Qué puntos de encuentro encontrar entre la situación en aquellas jornadas y la actualidad?

Hoy la situación de la clase está aún más compleja. La flexibilización al trabajo avanza y resiente la salud pública, la educación pública, las 8 horas de trabajo, salarios, estabilidad laboral, vivienda, todo lo que hace que una sociedad funcione.

El Estado de Bienestar del final de la segunda guerra cumplió su ciclo para el capital. Estamos frente a un nuevo paradigma de distribución de las riquezas y por ende un cambio brutal en las relaciones de clase.

Más allá de los gobiernos, burgueses todos y defensores de sus intereses, nosotros también deberemos revolucionar nuestros métodos de resistencia. Creemos en la unidad, no solo por logros llamados económicos sino también por la lucha por el poder político, ideológico y económico. Derrotar para siempre a este sistema capitalista, imperialista y patriarcal. Pasaron siete ANT, y en estos años logramos conquistas económicas parciales.

¿En qué situación crees que se encuentra actualmente el movimiento piquetero?

Divisiones de todo tipo. El enorme Bloque Piquetero Nacional, gestor de tantos planes de lucha, se disolvió. Como la unidad sigue siendo parte importante en la política de construcción del MTR 12 de Abril hoy integramos el Frente de Lucha Piquetero y logramos un paso muy importante en ese sentido. Fuimos ejemplo de organización y lucha al macrismo. Cuando los llamados Cayetanos a la cabeza y tantas organizaciones se refugiaban en escusas de métodos, nosotros le hicimos un enorme acampe en diciembre del 2018 en la 9 de Julio. Y plantamos bandera a todos quienes ya no podían disimular en que vereda se situaban. Hoy son los funcionarios que nos explican “no tenemos presupuesto a sus demandas, no podemos comprar alimentos”. Mientras que el pueblo resiste al hambre y al Covid-19 y les decimos que si hay hambre no hay cuarentena.

Con nosotros, el movimiento piquetero sigue vivo y vigente. Muy fortalecidos además en el paso importantísimo de ser parte del Plenario del Sindicalismo Combativo representando a lxs desocupadxs con nuestro programa reivindicativo. Ese hito se plasmó en el Plenario de Pilar

¿Qué opinas del proceso de integración de distintas organizaciones piqueteras al gobierno de Alberto Fernández?

El Estado burgués y sus poderes, sus reglas y su justicia están para defender sus intereses de clase. Puede tomar la apariencia de nacional y popular, puede decir que es menos salvaje. Pero me enseñaron que ese antagonismo de clase solo se resuelve destruyendo ese poder, al Estado burgués. El querer integrarlo, por la razón que sea, es para mí una gran contradicción.

La cooptación es un método de los poderosos para debilitar a su oponente. Sin un objetivo claro de dónde querés llegar en política seguramente terminaras fagocitado por el monstruo. Una vez adentro, integrado, dejaste de pertenecer a tu clase para adoptar y aplicar los métodos del enemigo.

¿Se puede luchar contra la impunidad de los responsables políticos de la masacre dentro del gobierno?

Por lo dicho antes ¿la justicia burguesa ajusticiando a sus pares? ¿Justicia burguesas para crímenes, abusos, robos? La justicia que pedimos es la cárcel y castigo a todos los responsables de la masacre, porque representa la solidaridad de clase, que tenemos memoria, que no olvidamos ni perdonamos. Que sepan que el pueblo los condenó y la historia no los absolverá.

Con un dicho campero. Entre bueyes no hay cornadas. Manejan la justicia, dictan sus leyes, hacen sus trampas. El capitalismo tiene la justicia que defiende sus intereses de clase. A nuestrxs compañerxs los defendemos no traicionando intereses de nuestra clase y organizándonos para destruir de raíz a ese Estado y su justicia. Otro dicho. Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista. Y para el pueblo no hay nada peor.

¿Qué tareas consideras que tiene el movimiento piquetero por delante?

Somos como siempre, lxs que sabemos y conocemos el territorio y sus realidades. Volvieron la ollas populares y con ellas la solidaridad. Ver a tantxs peques tender sus manitas para recibir la leche y lo que se pueda acompañar redobla nuestro compromiso para la organización de un gran frente de unidad entre ocupados y desocupados. Debemos enfrentar no solo la cuarentena y al Covid-19 sino también a la gran caída del empleo y todas sus consecuencias. Necesitamos un programa que tenga como meta enfrentar y destruir este sistema.

Tengo esperanza en este incipiente PSC que está organizando a lxs trabajadores que descreen de sus conducciones burocráticas y traidoras y también van comprendiendo que lxs desocupadxs somos uno de los sectores más dinámicos de la clase. Nuestros métodos, el piquete y el corte, tomado de las luchas del Siglo XX, hoy son universales. Además en esta recomposición del mundo del trabajo, lxs desocupadxs ya dejamos de ser el ejército de reserva. Como digo, somos parte de la clase que nos vio nacer. La lucha entre el capital y el trabajo. El Socialismo como meta.

Que este reportaje sea en memoria de Antonio Bitto, fundador del MTR 12 de Abril, del Bloque Piquetero Nacional. Presente en la primera línea el 26 de Junio del 2002. Compañero y militante de tantas luchas. Mi compañero durante 50 años.

 

Compartir