fbnoscript
27 de junio de 2020

Los becarios de salud bonaerenses reclaman el pago de sueldos adeudados

No cobran desde marzo. Realizaron una medida de fuerza el jueves 25.

Este jueves 25 en hospitales y virtualmente hicieron sentir su reclamo los trabajadores que ingresaron en marzo como parte del personal de apoyo en el sistema de salud de la provincia de Buenos Aires, quienes en estos meses no han cobrado todavía ningún sueldo.

A raíz de la pandemia, el gobierno de Kicillof abrió la inscripción para cubrir cargos bajos la forma de becas. De 25.000 inscritos fueron tomados cerca de 500, de los cuales 107 son profesionales, 177 enfermeros, 113 personal de limpieza y 35 técnicos distribuidos en 44 hospitales. Estos trabajadores no tienen ART ni obra social, y están expuestos como el resto de los trabajadores de salud por la falta de equipos de protección, la ausencia de testeos, el abandono de las cohortes por parte de las direcciones de los hospitales, que llevan a la provincia a tener uno de los índices más altos de contagios en el personal de salud.

Los becarios son una forma extrema de precarización laboral que utiliza el Estado para paliar el déficit de trabajadores en los hospitales, utilizada por todos los gobiernos que se sucedieron desde la promulgación del Decreto 5725 de 1989, publicado con la firma del mismo Ginés González García cuando era Ministro de Salud del entonces gobernador Antonio Cafiero. Este mecanismo es utilizado desde entonces, por ejemplo, para contratar trabajadores en tareas como limpieza en los hospitales donde no hay empresas tercerizadas porque con luchas se ha conquistado el pase a planta.

Frente a esta inadmisible situación, en vez de organizar el reclamo de los trabajadores, ATE publicó un comunicado anunciando que los becarios cobrarían en agosto… ¡como si fuera un triunfo! Los Comités de Crisis que se reúnen en los hospitales con la participación de todos los sindicatos tampoco han dicho nada ni planteado solución alguna frente a los reclamos. Es la misma actitud adoptan frente al pago en cuotas del aguinaldo, el congelamiento salarial y la exclusión del bono de 5.000 pesos a los trabajadores de la salud no hospitalarios.

Desde Tribuna de Salud planteamos que ATE y Cicop deberían convocar a un plan de lucha unificado en defensa de la salud pública y de la vida de los trabajadores, en reclamo por el pago inmediato a los becarios y el pase a planta, además de la apertura de vacantes para se cubran todos los cargos necesarios para poder cubrir la demanda que plantea la crisis sanitaria. A su vez, es cada vez más necesario que se pongan en pie comités de higiene y seguridad de los trabajadores, que verifiquen el cumplimiento de los protocolos, la entrega de los EPP, las licencias al personal en grupo de riesgo, los testeos y las cohortes para evitar la propagación de contagios, que lleva al cierre de servicios colaborando con el tan temido colapso.

 

Compartir