fbnoscript
30 de junio de 2020

Río Gallegos: el concejal denunciado por abuso de una menor renunció a su banca

Una primera victoria para la movilización al Concejo que reclamó su destitución.
Por Corresponsal
Plenario de Trabajadoras - Santa Cruz

Luego de la repercusión mediática al conocerse la denuncia por abuso a una menor por parte del concejal Emilio Maldonado, se sumó una nueva denuncia sobre el final de la semana pasada. La presión terminó forzando su renuncia al Concejo Deliberante de la ciudad de Río Gallegos donde oficiaba como presidente del cuerpo.

La primera movida del intendente Pablo Grasso (el concejal denunciado es parte de su entorno) había sido solicitarle la licencia a Maldonado, hecho que se conoció a través de sus redes sociales, en un intento de poner paños fríos a la situación. Pero al conocerse una nueva denuncia de abuso sobre el exedil, la situación cambió drásticamente. Grasso convocó a una reunión con militantes y asesores donde se resolvió elevar al Concejo Deliberante de Río Gallegos el pedido de separación de Maldonado del mismo.

Y es que la segunda denuncia de abuso data del año 2018, donde los padres dieron a conocer el hecho a las autoridades del colegio donde la niña asistía, pero que no activaron el protocolo correspondiente. Los padres de esta segunda niña abusada por Maldonado se sintieron intimidados y en soledad, por lo que no acudieron a la Justicia en ese momento. Luego de ver la repercusión del primer caso conocido, sintieron que podían denunciar lo ocurrido y sentirse acompañados en su pedido de Justicia.

Desde el Plenario de Trabajadoras trabamos contacto de manera inmediata con los familiares de las niñas abusadas e impulsamos una movilización al Concejo Deliberante, que se concretó este lunes al mediodía, en una sesión extraordinaria para el tratamiento del pedido de separación. Los familiares y agrupaciones de mujeres nos dimos cita a esta sesión, y aunque los militantes de Grasso trataron de bloquear el ingreso, los familiares denunciantes y las agrupaciones de mujeres logramos abrirnos paso.

Emilio Maldonado hizo llegar su renuncia a la banca una hora antes de iniciar la sesión, la cual fue tratada con celeridad y aprobada por el Cuerpo Deliberante.

En un cuarto intermedio, los familiares de las niñas abusadas dieron cuenta de la revictimización de que fueron objeto: la escuela que no habría activado los protocolos de rigor ante el segundo caso conocido; la Comisaría de la Mujer que redireccionó la denuncia hacia la Comisaría Sexta (tristemente célebre por la tortura de un muchacho del barrio por su orientación sexual) obligando a declarar a la primera niña frente a un policía sin presencia de expertos como indican los protocolos del caso; el vergonzante apoyo en redes a Maldonado de funcionarios de la gestión municipal. También exigieron la rápida implementación de la Cámara Gesell de rigor para ambos casos.

Esta es una primera victoria de los familiares de las niñas abusadas por Emilio Maldonado, y debe dar impulso para llegar al juicio y conseguir se castigue al abusador.

 

Compartir