fbnoscript
26 de julio de 2012 | #1232

Basura para todos

De Tecnópolis a una catástrofe ambiental

La crisis fiscal de la Nación y de la provincia de Buenos Aires se manifiesta también en la crisis ambiental. El tema de la basura proveniente del conurbano bonaerense y de la Ciudad de Buenos Aires y de su disposición final en el Complejo Ambiental Norte Ceamse -empresa administrada en forma bipartita por Provincia y por Capital- también involucra a Nación: la extensión de los terrenos para la disposición final depende de que el Ejército Argentino ceda áreas de Campo de Mayo para, de ese modo, seguir con la apertura de módulos.

Ante la falta de apoyo de Nación para gestionar la entrega de esos terrenos, Scioli propuso que se continúe depositando la basura sobre los módulos ya recargados. En algunos casos, las montañas llegan a 70 metros de altura. Esta “solución” convertiría a los módulos en “bombas ambientales” latentes.

En una asamblea extraordinaria, la Asociación Gremial de Obreros y Empleados de la Conservación Ecológica Ambiental y Servicios Especiales (Agoec) -de la que participaron empleados directos y de empresas tercerizadas- informó que el Ejecutivo nacional decidió reemplazar la Ceamse por un “ente”... sin más explicaciones. Al finalizar el informe, se dio a conocer que se iría a un plan de lucha por la continuidad de la Ceamse y por la defensa de los puestos de trabajo.

El lunes 16 y el martes 17 se realizó un paro en los rellenos y en las estaciones de transferencia en la Ceamse de Almirante Brown y en otras tres situadas en los barrios porteños de Pompeya, Flores y Colegiales.

Sin embargo, desde las primeras horas de la mañana del miércoles 18 se produjo otro conflicto llevado a cabo por los “recicladores”: impidieron el ingreso de los camiones recolectores al CAN 3. Estos trabajadores “recicladores”, en el CAN 3 se dedican a revisar, a seleccionar y a separar, en condiciones de precarización en cuanto a medidas de seguridad y de higiene, sin cobertura de ART y sin sanitarios que cuenten con duchas para una higienización después de una jornada laboral entre los residuos.

La medida de fuerza llevada adelante por estos trabajadores se realizó en reclamo del reconocimiento de su tarea.

Si prospera el proyecto de desmantelamiento de la Ceamse se pondría en jaque a la CABA en materia de recolección y de disposición final de los residuos sólidos urbanos (RSU), ya que no contaría con el espacio físico para esta última.

Corresponsal - San Martin

Compartir

Comentarios