fbnoscript
20 de enero de 2020

Jesús María: un jinete muerto, dos heridos y el maltrato animal

Derogación de la ley 8952 que establece la doma como deporte.
Por Soledad Díaz García legisladora de Córdoba FIT

Cuando la provincia de Córdoba todavía está de luto por la muerte del jinete Norberto Cossutta el 14 de enero en el Festival de la Doma y el folklore, en la noche del sábado 18 se produjeron dos nuevos víctima: el jinete Leonardo Trevissan, oriundo de Entre Ríos, en estado crítico peleando por su vida y Francisco Haacker de Mendoza con traumatismo de cráneo. Hace 10 años moría en el campo de este mismo festival el jinete Alfredo Spindola.

Estos hechos, que han generado gran conmoción social, sumados a las múltiples denuncias de diversas organizaciones proteccionistas de animales por maltrato a los caballos justifican sobradamente la posición de que esta actividad no debe continuar. Está visto que la práctica de la doma trae aparejadas consecuencias gravísimas, en tanto constituye una actividad basada en el fomento del riesgo en la vida, la integridad física de los jinetes y la crueldad hacia los animales.

Es importante recordar que la práctica se encuadra en varios incisos de la ley nacional 14.346 sancionada en el año 1954 contra el maltrato y la crueldad a los animales. Esta ley establece explícitamente como actos de crueldad en su artículo 3, inciso 8: “Realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias, en que se mate, hiera u hostilice a los animales”.

No obstante, el gobierno provincial, junto al PRO y la UCR que vienen gobernando la ciudad de Jesús María, son los principales promotores del desarrollo de la doma. Cada año el gobernador Juan Schiaretti se encuentra en la primera fila de impulso al festival de Jesús María, refiriéndose al mismo como “…una marca registrada no solo de Jesús María, sino de Córdoba”. En efecto, la provincia ha promocionado el “festival” de doma en este 2020 con un monto cercano a los 2.700.000 pesos, que el propio Schiaretti consideró como fondos “muy bien invertidos”.

A fondo con esta línea, bajo gobierno del PJ se ha llegado al extremo de sancionar la ley provincial 8.952, que desde el año 2001 establece las jineteadas como deporte de interés provincial, en abierta contradicción con la ley nacional. La promoción de esta práctica cruel y riesgosa por parte del gobierno de Schiaretti y de la UCR referencia su estrecha relación con el capital agrario dominante en la provincia y particularmente con la Sociedad Rural de Jesús María, una de las más poderosas e influyentes de la provincia.

La creación de puestos de trabajo ligados al turismo, de la cual se jacta Schiaretti, encubre que se trata de trabajo que en la mayoría de los casos se limita a solo un mes, y que se encuentra en el marco de la informalidad y la súper precarización laboral. Pero por sobre todo encubre la verdadera situación social que atraviesa la provincia de Córdoba caracterizada por el desplome industrial y el crecimiento significativo de la desocupación y de la pobreza. Solo para dar un ejemplo circunscrito a la ciudad de Jesús María, hace unos meses se cerró sus puertas en esta ciudad la fábrica autopartista MWM, perdiéndose cien puestos de trabajo directos.

Toda la política de Schiaretti está dirigida a beneficiar a los grandes capitalistas del campo y de la ciudad. Desde el Partido Obrero–Frente de Izquierda nos pronunciamos contra la explotación del hombre por el hombre, luchamos contra la depredación ambiental que es consecuencia de esta política, y que se continúa en el maltrato animal. Partimos de la base de que es necesaria una nueva organización social para terminar con esa explotación social, la depredación ambiental y el maltrato animal. En ese sentido somos partidarios de terminar con la práctica de la doma, y para ello apoyamos el reclamo e impulsaremos con nuestro voto en la legislatura de Córdoba la derogación de la ley provincial 8952. Asimismo, lucharemos por el pleno respeto de los derechos de los trabajadores superexplotados bajo la “industria del turismo”, como lo hacemos todo el año con el conjunto de la clase obrera, enfrentando la voracidad capitalista y sus gobiernos, como es el gobierno de Schiaretti.

En esta nota:

Compartir

Comentarios