04/10/2021

CABA: negociados inmobiliarios y represión a los sintecho

Larreta lo hizo.

Maqueta del proyecto de torre en avenida Córdoba y Reconquista

En la legislatura porteña y de forma automática (con la mayoría del PRO) se aprobó la construcción de 11 condominios privados. La sanción no solo va en desmedro de la clase trabajadora porteña, que se encuentra en crisis en términos habitacionales, sino también, contra el código de edificación votado (¡por el mismo macrismo!) hace un par de años. Nada de esto hubiera sido posible, sin la constante y servil colaboración del Frente de Todos a los proyectos larretistas.

Dentro del paquete se encuentran metros cuadrados diversificados en los barrios Barracas, Caballito, Villa Crespo, Almagro, Boedo, San Cristóbal, San Telmo y Colegiales. Esto viene en cadena con la rifa de la Costanera Sur por parte de Larreta al Grupo Irsa, condenando humedales y la llegada al río para la población.

Mientras se llevaba a cabo este nuevo atropello, a poco más de un kilómetro, en la Villa 31, el gobierno de la Ciudad hacía un homenaje al Guernica de Berni. Con topadoras, amplio personal policial y represión mediante, destruyeron la toma “Fuerza de Mujeres”. La misma era impulsada por un amplio espectro de mujeres que con el avance de la crisis, se vieron despojadas del básico acceso a la vivienda (ya ni digna). Como venimos publicando en Prensa Obrera, el precio de los alquileres en la zona del centro geográfico de la ciudad ya alcanza $40.000 un dos ambientes. Las mismas villas se ven colapsadas por este fenómeno, encontrando sus espacios inmobiliarios regentados por un sistema punteril que excluye a mujeres con hijxs. Es que esto no es casual, con la “nueva ley” sucede lo mismo en los sectores medios. La respuesta de Larreta sigue siendo la misma que tuvo Kicillof en General Perón: metros cuadrados para especular; los sintecho a la calle.

La situación ya está llegando al borde, acompañando los datos del Indec que decretó más del 40% de pobreza y el índice de indigencia superando el 10% (es decir, que más de una décima parte de la sociedad carece de un plato de comida diario). El reflejo en términos habitacionales ya es imposible de ocultar, ya mencionamos los datos de ACIJ (2019) que arrojaron un 11,2% de déficit habitacional contra un 9,2% de viviendas ociosas. Es menester la actualización de manera inmediata, para poder ir al hueso con un programa político e integral: impuestos progresivos a la vivienda ociosa, el fin inmediato de los proyectos especulativos, el cese del impuesto a la vivienda única,  la puesta en marcha de un auténtico plan de viviendas populares y, desde luego, el fin inmediato de los desalojos. Desde el Partido Obrero, impulsaremos una asamblea por el derecho a la vivienda en la ciudad, con el objetivo de organizar a los inquilinos en pos de un plan de lucha.

Definitivamente los gobiernos patronales no responden, es hora de avanzar contra los que nos niegan el derecho a vivir bajo techo.

 

También te puede interesar:

El agua hizo estragos en las casas y los barrios pobres de  CABA y el Conurbano Bonaerense.
Los legisladores del PO-FITU, Gabriel Solano y Amanda Martín, se pronunciaron en contra de aprobar estos proyectos exprés en la Legislatura.
Imposturas del oficialismo y de la oposición del Frente de Todos.
A su vez, prometió prorrogar el blanqueo de capitales para los desarrolladores inmobiliarios.