30/12/2019

Cromañón: la lucha sigue

Hoy, actividades en el santuario de Plaza Once y nos movilizamos a las 18.30 desde Plaza de Mayo.

La movilización popular desarrollada a lo largo de estos años por les sobrevivientes y familiares de las víctimas puso sobre la mesa la responsabilidad del entonces gobierno de Aníbal Ibarra y de los empresarios de la noche Rafael Levy, Omar Chabán y su mano derecha Villareal. Sin embargo, lo que prevaleció fue la impunidad y la continuidad de la “Ciudad Cromañon”.


Los boliches de la Ciudad siguen sin cumplir con las más elementales condiciones de seguridad. En 2006 murió un joven por una golpiza de patovicas de una empresa que no debía estar habilitada. En 2010 el boliche Beara se derrumbó y murieron 2 personas, en 2016 5 jóvenes murieron en la fiesta Time Warp en Costa Salguero, víctimas del entramado entre capitalistas, el narcotráfico y el Estado.


Esto no se reduce simplemente al negociado de la noche, el lucro capitalista se desarrolla en todos los ámbitos de la Ciudad y con los distintos gobiernos, del “progresista” Ibarra a Macri y Larreta. En 2014, 10 bomberos murieron por el incendio de Iron Mountain. Las muertes obreras en el Subte. Les 11 muertes en la estación Flores, la masacre de Once. Las muertes en las villas de la Ciudad.


Es todo un régimen podrido que no tiene reparo en anteponer sus negociados por encima de la vida de les jóvenes y trabajadores.


Es este mismo régimen el que protegió a Ibarra durante todos estos años, en primer lugar evitando sentarlo en el banquillo de los acusados luego de su destitución conquistada por la lucha. Pero no solo eso, el kirchnerismo lo llevó en sus listas colectoras de legisladores, cargó que ocupó durante 8 años.


El actual Presidente Alberto Fernández fue en su momento el mayor operador político por la continuidad de Ibarra como Jefe de Gobierno luego de la masacre. A su vez, Cristina Kirchner lo eligió como defensor en la causa del Memorandum con Irán, defensa que abandonó por una supuesta operación mediática para golpear a CFK utilizando Cromañón. Un cinismo total.


Vía libre a un nuevo negociado empresarial en Cromañón 


A fines del 2018 la Justicia le devolvió para su uso y provecho el predio “República Cromañon” a la sociedad offshore "Nueva Zarelux S.A.", cuyo dueño es Rafael Levy, condenado por ser responsable de la masacre. Este año un grupo de familiares ingresó al boliche y lo encontró limpio y vacío, es decir que habían sacado los recuerdos de sus hijes: zapatillas, ropa, papeles y el propio escenario que había quedado desde ese entonces.


Ante esto, sobrevivientes y familiares presentaron en marzo de este año un proyecto de ley, con el apoyo de les legisladores del Frente de Izquierda, que exige al Gobierno porteño la expropiación del predio, con el objetivo de "resguardar los elementos testimoniales que hacen a su valor histórico-cultural y configuran la memoria colectiva de la ciudad". El proyecto tiene además el valor de plantear que la administración del espacio será por cuenta de familiares y sobrevivientes, de forma independiente al Estado.


El gobierno de Larreta hizo oídos sordos al reclamo y se negó a reunirse con integrantes del Movimiento Cromañón, que fueron echados por la policía. Les familiares, ante el bloqueo por la expropiación, presentaron otro proyecto que reclama la patrimonialización. Ambos proyectos fueron cajoneados por el bloque de Cambiemos en la Legislatura.


La lucha sigue


En la actualidad ya no hay ningún detenido por la causa. El último en quedar en libertad de manera condicional fue el Pato Fontanet en mayo de 2018. Lo que demuestra el intento de la Justicia por focalizar la responsabilidad mayormente en la banda, para desligar las responsabilidades políticas de Ibarra y sus funcionaries, la policía y los capitalistas dueños de estos boliches. De hecho, salvo Chabán, que falleció en 2014, y el subcomisario Díaz, todos recibieron penas menores a gran parte de la banda.


Somos les jóvenes y trabajadores les que debemos tomar en nuestras manos la dura batalla para terminar con la Ciudad Cromañón y que esto no se repita. Con una perspectiva independiente del Estado, y con total lucidez y conciencia para luchar por una transformación social de fondo, vamos a poder ejercer con total libertad nuestro derecho a la diversión, a disfrutar la música que tanta vida da. Solo así vamos a poder liberarnos de los verdugos capitalistas que lucran con nuestras vidas.


“Cuando alguien se va no importa si pasaron dos horas, un año o quince, siempre es eterno, el vacío que deja no se puede medir en minutos sino en intensidad. Y justamente esto es lo que nos pasa todos los días cuando por alguna razón Cromañón nos golpea un poco, porque el 30/12 es solamente un punto en el calendario que recrudece el dolor y la angustia, pero el resto del año, de los días, de los minutos, esta ahí también, latente” (Agustina Claramut, sobreviviente de la masacre, para TELAM).


El dolor está latente, pero el reclamo de justicia también. Cárcel a Ibarra y sus funcionarios. No al nuevo negociado capitalista en el predio, por la expropiación inmediata con control de les sobrevivientes y familiares de las victimas.


Les pibes de Cromañón presentes,¡ ahora y siempre!


Con esta perspectiva, participaremos desde las 12hs en las actividades artísticas en el Santuario y a las 18hs en la movilización de Plaza de Mayo a Once.




 

En esta nota