04/12/2014 | 1343

Fraude político a favor de las mineras

La movilización por el casco céntrico contó con varias cuadras de gente de todas las edades. Los cánticos, carteles y banderas repudiaban el proyecto aprobado en la Legislatura chubutense, mientras los comerciantes y transeúntes aplaudían el paso de la marcha.

Chubut está movilizada contra la megaminería desde 2002 y, por ello, las organizaciones nucleadas en la Unión de Asambleas Ciudadanas de Chubut, elaboraron, mediante el mecanismo de la Iniciativa Popular, un proyecto de ley para prohibir la actividad minera metalífera y de radioactivos en todas sus etapas y formas.

El 25 de noviembre, cuando se vencía el plazo para su tratamiento, se aprobó otro proyecto con el voto de quince diputados del FpV -mayoría- y del PJ, que altera el contenido y el espíritu del proyecto presentado por Iniciativa Popular con el respaldo de 13.007 firmas de ciudadanos de toda la provincia.

El proyecto aprobado habilita la megaminería. Si bien suspende la explotación durante cuatro meses, faculta al gobernador a llamar a plebiscito vinculante sólo en las zonas donde se hará minería (llamadas «zonas de sacrificio»).

«Es como si se hubiese presentado un proyecto de ley contra la trata de personas y los diputados hubiesen cambiado el texto habilitando los prostíbulos», denunció Fernanda Rojas, de la Asamblea de Vecinos de Esquel.

La orden, viralizada

La fotografía del celular del diputado del PJ Gustavo Muñiz en plena sesión fue rápidamente viralizada en las redes sociales y medios de comunicación como un testimonio del escandaloso apriete minero. La fotografía muestra un mensaje de Gastón Berardi, gerente de Yamana Gold, preguntando: «¿Podrá corregirse un término del artículo 4? Debería decir, abarcando la región o…». Muñiz tranquiliza al lobista: «después el Ejecutivo lo arregla».

No a la megaminería

El gobierno impulsa la minería de plata, plomo y uranio en la meseta (localidades de Gan Gan, Gastre, Paso de Indios). Una zona de pequeños pueblos, donde las empresas mineras ya están presentes desde hace una década con programas de «responsabilidad social empresaria» (proveen insumos a las escuelas y postas sanitarias, entregan materiales y alimentos).

Las cuencas de los principales ríos como el Senguer o el río Chubut, desde donde toman agua potable las principales ciudades, atraviesan la provincia desde la cordillera hacia el mar. «La explotación minera en la meseta puede contaminar toda la provincia. Tenemos que votar todos los chubutenses, pero los diputados desprecian la democracia directa, saben que Chubut no quiere megaminería», explicó Rojas.

Desde el Partido Obrero hacemos nuestra la consigna de decenas de Asambleas Ambientales de la Patagonia: «Del mar a la cordillera… Fuera las mineras».

En esta nota

También te puede interesar:

Se profundiza la precariedad y la explotación laboral en el Estado. Fuera Cabandié.
Asamblea obrera reclamó al sindicato que intervenga.
Arrancó 2022 con grandes luchas ambientales. Escribe Santi Nuñez.
Las soluciones vendrán, como en Chubut, de la movilización popular