30/08/2016

Futboleras: se realizó el primer plenario de Jugadoras Organizadas


El primer plenario de Jugadoras Organizadas que reunió alrededor de cincuenta jugadoras, técnicos y delegados de futsal femenino de AFA y BAFI.


Las intervenciones giraron en torno a la enorme cantidad de obstáculos que pone AFA para el desarrollo de la disciplina, que terminan favoreciendo la proliferación de ligas paralelas a manos de privados: atrasos en el inicio del torneo, irregularidades de todo tipo con los pases y fichajes de las jugadoras, ausencia de cobertura médica en caso de lesiones , condiciones restrictivas para participar del torneo (pago de un canon, médico, policía, talonario de entradas, pelotas, etc)  y un boicot sistemático a la Selección Nacional, cuyo Sub 20 fue el único de Conmebol que no se presentó al Sudamericano en Paraguay. 


Tampoco hubo una representación de la selección argentina de fútbol femenino (cancha de once) en los Juegos Olímpicos de este año, cuestión que demuestra que estamos muy lejos de participar en competencias internacionales de estas características.


No se trata de una cuestión de inoperancia, sino de voluntad política. Sin ir más lejos, la Comisión de Futsal que debería ser la encargada de discutir estas problemáticas está presidida por Oscar Ríos, hombre fuerte de Angelici, que se encargó de cerrar el futsal femenino en su propio club. Como si fuera poco, está vinculado al lavado de dinero de prostíbulos para financiar la campaña del PRO en la Ciudad. Queda claro que estamos en veredas opuestas y que no hay desarrollo posible en tanto y en cuanto sea esta gente la que tome las decisiones.


El plenario tuvo dos conclusiones principales: por un lado,  exigir la conformación de una Subcomisión de Futsal Femenino formada por delegados que representen los intereses de jugadoras y cuerpo técnico y que discuta los problemas reales que hay en los clubes y por el otro, conformar un Cuerpo de Delegados de Jugadoras Organizadas para discutir a fondo cómo desarrollar la pelea por nuestras reivindicaciones.