22/12/2020
Libertad de expresión

La Corte Suprema falla a favor de la revista Barcelona en la causa iniciada por Cecilia Pando

Revoca los graves fallos previos que eran un ataque directo a la libertad de expresión.

Tras una larga disputa judicial, fueron revocados dos fallos que implicaban un grave ataque a la libertad de expresión y una mayor potestad de censura estatal ante los medios de comunicación. Cecilia Pando demandó a la revista Barcelona en agosto de 2010 por la publicación de una contratapa en la que satirizan sobre las posiciones de esta defensora pública de los genocidas de la dictadura. En abril de 2016 el Juzgado Nacional en lo Civil 108 hizo lugar parcialmente a la demanda y condenó al medio a pagar una indemnización de 40.000 pesos alegando que era “lesivo de su imagen, honor y dignidad personal”. Tras la apelación de ambas partes, en marzo de 2017 la Sala D de la Cámara Civil elevó el monto de la indemnización a $70.000 pesos. Finalmente, ahora la condena fue revocada la Corte Suprema.

Cecilia Pando presidía la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de la Argentina, que nuclea a abogados defensores y familiares de genocidas condenados o procesados por crímenes de lesa humanidad. En una de sus últimas intervenciones públicas, Pando encabezó en mayo de 2017 a una delegación que acudió movilizada al Ministerio de Justicia para entregar al ministro Garavano un petitorio en favor de la liberación de los represores, días después de que una multitudinaria concentración de medio millón de personas hiciera retroceder el intento de conceder el beneficio del 2×1 a las genocidas. Una provocación con todas las letras.

Es ironizando acerca de estas apariciones que la revista Barcelona retrató una contratapa simulando una publicación Soy Milico, en la que se ve la cara de la demandante en un cuerpo desnudo y atado y el titular “Ceci Pando se encadena para vos”, con un encabezamiento “¡Para matarla! Soltá el genocida que llevás dentro. Apropiate de esta bebota”. También se lee otro titular “las chicas quieres guerra… antisubversiva“. Es un claro recurso para satirizar las concepciones reaccionarios de esta defensora de represores probados, a la cual se ha visto en acciones públicas con pancartas que rezaban “lesa humanidad para los terroristas”.

Con este agravante, los fallos de primera y segunda instancia representaban un grave antecedente contra los medios periodísticos y un reforzamiento de las facultades represivas y de censura del Estado, en particular contra las publicaciones que se refieren a críticas al orden político y social. Es decir que era una ofensa contra libertades democráticas elementales, lLa revista Barcelona es un claro ejemplo de una publicación que recurre a la ironía y el sarcasmo para retratar esas críticas. Las indemnizaciones que habían impuesto en su contra implicaban una lesión de ese recurso.

El derecho a la sátira y el humor es un aspecto fundamental del derecho a la libertad de expresión, y en particular el derecho a la crítica. El humor es un medio efectivo para cuestionar el orden imperante, caracterizado por la opresión y la explotación. Es un recurso antiquísimo, y en este caso una forma contundente para mostrar la inconsistencia y ridiculez de los defensores a ultranza de la forma más descarnadas de dictadura de clase.

Desde Prensa Obrera apoyamos a Barcelona contra esta cruzada que es un tiro por elevación contra la libertad de ejercer periodismo y cuestionar al poder, aunque sea por medio de la risa.

También te puede interesar:

La condena es por fraude al Estado, pero no por la responsabilidad de las muertes.
Una carta defensiva que reivindica un rumbo reaccionario.
La resolución judicial obliga al gobierno provincial a permitir el ingreso de más de 8.000 formoseñes.
Impulsemos la lucha por la recomposición salarial.
Por un paro activo nacional y un plan de lucha de todos los gremios judiciales.