Sociedad

17/1/2008

|
1024

Las madres del Casino


Durante los enfrentamientos entre los trabajadores del Casino y la Prefectura, que se sucedieron a metros del monumento de Lola Mora, en la Costanera Sur, un puñado de madres de los despedidos mantuvo una actitud desafiante contra los uniformados.


 


Sosteniendo una bandera que las reivindicaba como "Madres de los trabajadores del Casino", las valerosas mujeres permanecieron a menos de un metro de los enormes escudos y bastones de la Infantería. Sobresalía una mamá delante de la bandera. Con sus brazos en alto, permanecía inmóvil desafiando la mirada bestial de la patota.


 


Hacía instantes, la Prefectura había cargado sobre el piquete para permitir el ingreso de los pocos carneros que habían subido a las combis de traslado del personal. La tensión se hacía sentir. El Cuerpo de Delegados ordenó que los varones se corrieran y dejaran un cordón de compañeras del Casino. En ese momento, un despedido se acercó a uno de los periodistas que cubría la escena y preocupado le pidió: "cuidá a mi vieja". Una mamá que lo escuchaba dijo: "nosotras sabemos cuidarnos solas. Somos madres setentistas".